for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

ANÁLISIS-ByteDance lo tendrá difícil para mantener el control de TikTok

NUEVA YORK, 17 sep (Reuters) - La empresa china ByteDance se enfrenta a una ardua lucha para convencer a la Casa Blanca de que le permita mantener una participación mayoritaria en su popular aplicación de vídeos cortos TikTok en Estados Unidos, según antiguos miembros de los servicios de seguridad nacional y reguladores estadounidenses.

FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de TikTok en las pantallas de dos teléfonos móviles sostenidos contra un fondo en el que se ve el logotipo de ByteDance en esta fotografía de ilustración tomada el 27 de noviembre de 2019. REUTERS/Dado Ruvic

Trump ordenó a ByteDance el mes pasado que se deshiciera de TikTok a raíz de las preocupaciones de Estados Unidos sobre la posibilidad de que los datos personales de hasta 100 millones de usuarios estadounidenses de la aplicación pudieran ser transferidos al Gobierno del Partido Comunista de China. Trump ha amenazado con prohibir TikTok en Estados Unidos el 20 de septiembre si ByteDance no cumple con sus demandas.

ByteDance ha presentado un plan a las autoridades de EEUU para mantener una participación mayoritaria en el negocio global de TikTok y crear la sede de TikTok en Estados Unidos, según informó Reuters el martes. La propuesta está siendo revisada por el Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés), un organismo del Gobierno estadounidense presidido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

“Como idea puedo decirles que no me gusta (que ByteDance mantenga una propiedad mayoritaria de TikTok). Eso es lo que se ha publicado, pero todavía no se me comunicado. Si ese es el caso, no voy a estar contento”, dijo Trump el miércoles a los medios de comunicación en la Casa Blanca. Añadió que se le informará sobre el acuerdo y que lo considerará el jueves.

Si Trump aprobara el acuerdo, tendría que enmendar una orden ejecutiva que firmó el 14 de agosto ordenando a ByteDance que desinvirtiera en TikTok en Estados Unidos, algo que ningún presidente estadounidense ha hecho nunca en la historia de las revisiones de seguridad nacional, dijeron los expertos del CFIUS.

“Después de que el CFIUS hiciera una recomendación al Presidente y éste emitiera una orden ejecutiva requiriendo la desinversión, sería algo sin precedentes que las partes negociaran una solución que no fuera una desinversión, aunque claramente estaría dentro de la autoridad del presidente modificar su orden”, dijo Aimen Mir, quien supervisó las revisiones del CFIUS entre 2014 y 2018 como subsecretario Adjunto de Seguridad de las Inversiones en el Departamento del Tesoro de EEUU, y ahora es socio del bufete de abogados Freshfields Bruckhaus Deringer LLP.

ByteDance, la Casa Blanca y el Tesoro no respondieron a solicitudes de comentarios de Reuters.

Previamente el CFIUS ha permitido a empresas extranjeras mantener activos sensibles de Estados Unidos en varias ocasiones, mediante la imposición de sistemas de supervisión y restricciones en su forma de operar.

La empresa china Lenovo adquirió la división de ordenadores personales de IBM en 2005 y la japonesa SoftBank Group Corp adquirió el operador de red móvil estadounidense Sprint en 2013 al aceptar las condiciones del CFIUS, tales como dar al Gobierno de EEUU la posibilidad de pronunciarse sobre el consejo administrativo y las relaciones con los proveedores. ByteDance ha propuesto medidas similares al CFIUS, según fuentes.

“Incluso si la filial de una empresa supone una preocupación para el CFIUS, siempre que esa filial esté aislada a satisfacción del CFIUS, la transacción puede funcionar. El CFIUS ha solicitado y se ha conformado con las medidas aislacionistas de mitigación en el pasado”, dijo Nevena Simidjiyska, abogada de Fox Rothschild LLP.

ByteDance también ha considerado la venta de una participación mayoritaria en el negocio estadounidense de TikTok, firmando en julio una declaración de intenciones con Microsoft Corp que contemplaba la venta a la empresa con sede en Redmond, Washington.

Sin embargo, Microsoft dijo el domingo que ByteDance había rechazado su oferta, y no está claro si la empresa china se desprendería de la mayor parte de su propiedad de TikTok para cerrar un trato con la Casa Blanca.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Otro obstáculo para ByteDance, dijeron los expertos del CFIUS, es que está discutiendo la posibilidad de ofrecer una participación minoritaria en TikTok a Oracle Corp, al tiempo que el gigante de la tecnología se haría también cargo de la gestión de los datos de sus usuarios y se aseguraría de que estén protegidos de injerencias chinas.

El CFIUS normalmente pide que las partes responsables de los acuerdos de seguridad sean independientes de las empresas que supervisan. Por ejemplo, cuando el CFIUS permitió que China Oceanwide Holdings Group Co Ltd adquiriera la aseguradora estadounidense Genworth Financial Inc hace dos años, negoció la instalación de un proveedor de servicios de terceros con sede en Estados Unidos para gestionar los datos de los asegurados de Genworth en ese país. Ese proveedor no tenía ningún interés en el negocio de Genworth.

“Para que el CFIUS se sienta cómodo con un tercero que tenga tanto una participación de propiedad como una responsabilidad de seguridad, tendría que tener una base firme para confiar en el socio comercial estadounidense, llegar a la conclusión de que las medidas de seguridad serían técnicamente efectivas y estar convencido de que es posible que el negocio tenga éxito comercial incluso si se cumplen estrictamente las medidas de seguridad”, dijo Mir.

ByteDance se refiere a Oracle como un “socio tecnológico de confianza”. El CFIUS rechazó anteriormente el uso de socios tecnológicos de confianza al considerar si ByteDance debería deshacerse de TikTok, la aplicación de vídeo que impugnó la orden de Trump de prohibirla en una demanda del 24 de agosto contra Estados Unidos.

Oracle no respondió a una solicitud de comentarios sobre el asunto.

Información de Echo Wang desde Nueva York; editado por Greg Roumeliotis y Christopher Cushing; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up