for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

La salida a bolsa de Xpeng, fabricante chino de coches eléctricos, llega en buen momento

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer camina junto a una exposición de Xpeng Motors en la sede la compañía en Guangzhou, China. 18 de mayo de 2020. Picture taken May 18, 2020. REUTERS/Yilei Sun/Files

HONG KONG, 27 ago (Reuters Breakingviews) - Los fabricantes de vehículos eléctricos de China empiezan a amontonarse. Xpeng ha puesto el precio esta semana a su salida a bolsa en Nueva York por encima del rango orientativo, valorando el grupo en casi 11.000 millones de dólares. Se trata del último fabricante de coches eléctricos que cotizará en el mercado junto a rivales como Tesla, la compañía fundada por Elon Musk, si bien está en el furgón de cola en lo que respecta a entregas de vehículos. Con todo, llega al mercado con un plan para entrar en el carril de aceleración.

Xpeng, una empresa con apenas cinco años de vida, es también el último fabricante de coches eléctricos chinos que quiere aprovechar el mercado de capital estadounidense y cuenta entre sus acaudalados inversores con el gigante chino del comercio online Alibaba o el fondo soberano de Qatar.

El fabricante de modelos híbridos Li Auto, que debutó en bolsa el mes pasado, cotiza ya al doble del precio de salida. Xpeng fabrica el tipo de vehículos eléctricos de batería que todavía pueden aprovechar unos generosos subsidios en China. El analista Arun George, que publica en Smartkarma, le concede unos múltiplos que lo sitúan más o menos en línea con los 24.000 millones de dólares que capitaliza Nio, su competidor más cercano.

Pero el rendimiento operativo de Xpeng está por detrás de sus rivales. Por ejemplo, su margen bruto de ventas de vehículos es negativo mientras que es positivo para Li Auto y Nio. Por otra parte, el SUV (vehículo utilitario deportivo) G3 de Xpeng, que comenzó a entregarse en diciembre de 2018, sólo alcanzaba una cifra acumulada de ventas de 18.741 unidades en julio. Tesla, en comparación, vendió unas 11.000 unidades de su modelo 3 sólo en el mes de julio según datos de la Asociación de Coches de Pasajeros de China.

El mayor atractivo de Xpeng es quizás su potencial para ponerse al día. Su sedán P7 es visto como una alternativa más barata al Modelo 3 de Tesla y ahora se fabrica en la propia planta de la compañía en Zhaoqing. Tener su propia capacidad de fabricación podría acelerar la producción a medida que se lanzan más modelos. Nio, por otro lado, utiliza un modelo conjunto con la empresa estatal JAC. Algunos de los potenciales beneficios futuros están ya en el precio de la salida a bolsa, pero para los entusiastas de los coches eléctricos, Xpeng ofrece además una plaza de aparcamiento decente.

En Twitter twitter.com/sharonlamhk

- Para leer las columnas anteriores de la autora, los clientes de Reuters pueden consultarlas en: [LAM/] - PARA SUSCRIBIRSE AL SERVICIO DE ALERTAS POR CORREO ELECTRÓNICO ACCEDA AL SIGUIENTE ENLACE: bit.ly/BVsubscribe

Editado por Una Galani y Jamie Lo, traducido por Jose Elías Rodríguez

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up