for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

ANÁLISIS-Bayer apuesta por la ciencia para evitar futuras demandas por Roundup

25 jun (Reuters) - Buscando prevenir futuras denuncias, Bayer AG ha asumido el riesgo de apostar a que una revisión científica independiente mostrará que su herbicida de gran difusión Roundup no causa cáncer, dijeron varios expertos legales.

FOTO DE ARCHIVO: Garrafas de Roundup, el producto de Monsanto, propiedad de la alemana Bayer, dispuestas para su venta en Encinitas, estado de California, Estados Unidos, el 26 de junio de 2017. REUTERS/Mike Blake

La compañía acordó el miércoles pagar hasta 10.900 millones de dólares para resolver alrededor del 75% de las 125.000 demandas presentadas o todavía por presentar de afectados por el Roundup, que sostienen que el herbicida les causó el desarrollo de una forma de cáncer hematológico.

Pero Bayer ha tenido que buscarse una solución aparte para mitigar el riesgo de futuras denuncias sin retirar el producto de las estanterías. La empresa decidió hacer una calculada apuesta sobre una prueba científica en la que se ha basado hasta ahora para afirmar de que el glifosato, el ingrediente activo del Roundup, es seguro para el uso agrícola.

Los organismos reguladores de todo el mundo, entre ellos la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos y la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas, han determinado que el glifosato no es cancerígeno.

Sin embargo, la rama de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud determinó que el herbicida es un “probable cancerígeno” en 2015 y, desde 2018, tres jurados estadounidenses consecutivos, que estudiaron las pruebas científicas presentadas por ambas partes durante el juicio, determinaron que el Roundup causa cáncer.

“Bayer está corriendo un gran riesgo al hacer esto y es una apuesta a que el tiempo puede demostrar que las pruebas en que se amparan los demandantes son incorrectas”, dijo David Noll, profesor de derecho de la Universidad de Rutgers.

Si bien muchos detalles de la propuesta aún no han sido publicados por Bayer y aprobados por un juez federal, el plan prevé la creación de un equipo independiente de expertos científicos, que probablemente será elegido y acordado por ambas partes.

La empresa pagará 1.250 millones de dólares para apoyar la investigación del equipo, una cantidad que no incluye ningún pago para resolver futuras demandas.

Se espera que el proceso de revisión científica dure al menos cuatro años, mientras que las conclusiones del equipo serán vinculantes tanto para Bayer como para cualquiera que haya utilizado el Roundup antes del miércoles y no haya desarrollado cáncer.

Si el equipo concluye que el glifosato no es cancerígeno, dichos usuarios no podrían presentar una demanda.

Sin embargo, si determina que el glifosato causa cáncer, Bayer podría enfrentarse a una avalancha de nuevas demandas, con daños potenciales que podrían aparecer en una fase posterior de la vida de los usuarios. El miércoles, Bayer dijo que los abogados de los principales demandantes han aceptado sus planes, pero Reuters no pudo contactar inmediatamente con dichos abogados para obtener comentarios.

Información de Tina Bellon; editado por Cynthia Osterman; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up