for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Wirecard se enfrenta a una escasez de crédito tras negarse su auditor a firmar las cuentas

BERLÍN, 18 jun (Reuters) - El auditor de Wirecard se ha negado a firmar sus cuentas de 2019 porque le faltan por verificar 2.100 millones de dólares, provocando este jueves un desplome del 63% en las acciones del grupo alemán de pagos online, que advirtió que el retraso en la presentación de resultados podría causar que sus acreedores exijan la cancelación de miles de millones en préstamos tan pronto como el viernes.

FOTO DE ARCHIVO: Un empleado de Wirecard presenta el sistema de pago sin contacto "boon" en la sede de la empresa en Aschheim, cerca de Múnich, Alemania, el 6 de septiembre de 2018. REUTERS/Michael Dalder

Wirecard dijo que EY, su firma de auditoría, le había informado de que no pudo encontrar suficientes pruebas sobre 1.900 millones de euros (2.100 billones de dólares) en saldos de efectivo en cuentas de fideicomiso, alrededor de un cuarto del total de su balance.

El consejero delegado Markus Braun dijo que Wirecard está buscando aclarar urgentemente estos saldos en cuestión.

“Actualmente no está claro si se han producido transacciones fraudulentas en detrimento de Wirecard AG. Wirecard AG presentará una denuncia contra los desconocidos”, dijo en un comunicado.

Wirecard advirtió que el hecho de no proporcionar resultados anuales consolidados y certificados para el viernes permitiría la rescisión de aproximadamente 2.000 millones de euros en préstamos.

El auditor interno EY había aprobado regularmente las cuentas de Wirecard en los ejercicios anteriores, por lo que su negativa a firmar las cuentas de 2019 supone una dramática confirmación de las irregularidades detectadas por una auditoría externa realizada por KPMG el mes pasado.

Su incapacidad para cerrar el ejercicio financiero de 2019 amenaza con provocar una debacle para esta tecnológica financiera con sede en Múnich, que se fundó en 1999 y entró en el índice alemán DAX en 2018.

La empresa ha sido durante mucho tiempo objetivo de inversores con apuestas bajistas que han cuestionado sus finanzas. El jueves, la compañía caía más del 60% en la Bolsa de Fráncfort, perdiendo más de 8.000 millones de euros en capitalización.

Wirecard ya había retrasado la publicación de sus resultados tras el informe del mes pasado de KPMG, encargado tras las acusaciones de fraude y falsedad contables en una serie de artículos de investigación publicados en el periódico Financial Times.

La más seria de las conclusiones del informe, que abarca de 2016 a 2018, es que KPMG no pudo verificar la existencia de 1.000 millones de euros de ingresos de Wirecard imputados a terceros.

(1 dólar = 0,8892 euros)

Información adicional de Thyagaraju Adinarayan desde Londres, John O’Donnell desde Fráncfort y Joern Poltz desde Múnich; editado por Mark Potter y Keith Weir; traducido por Jose Elías Rodríguez

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up