May 28, 2020 / 4:58 PM / 2 months ago

El coronavirus causa una nueva ola de despidos en EEUU

WASHINGTON (Reuters) - El número de personas que solicitó beneficios por desempleo en Estados Unidos se mantuvo por encima de los 2 millones por décima semana consecutiva, mientras gobiernos estatales y locales despiden trabajadores porque sus presupuestos han sido diezmados por la lucha contra la pandemia de COVID-19 y por una segunda ola de cierres de puestos de trabajo en el sector privado.

Una mujer retira un anuncio sobre el cierre de la tienda Sunbelievable por motivos de salud, antes de que reabra en contra de las recomendaciones de salud locales, mientras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) continúa en el distrito de Staten Island de Nueva York. 28 de mayo de 2020. REUTERS/Brendan McDermid

Otros datos publicados el jueves destacaron el descenso de la economía estadounidense, que se contrajo en el primer trimestre a su mayor ritmo desde la recesión de 2007-2009.

El gasto comercial en equipos se desplomó en abril y reportes sobre el mercado inmobiliario, la manufactura y el gasto del consumidor apuntan a un colapso del producto interno bruto en el segundo trimestre a un ritmo visto por última vez durante la Gran Depresión de la primera mitad del siglo 20.

Las nuevas peticiones de subsidios estatales por desempleo alcanzaron un total ajustado por factores estacionales de 2,123 millones en la semana que terminó el 23 de mayo, lo que se compara con la cifra revisada de 2,446 millones de la semana previa, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Economistas consultados por Reuters habían proyectado que las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo disminuyeran a 2,1 millones en la última semana.

Aunque las peticiones han descendido constantemente desde que tocaron un récord de 6,867 millones a finales de marzo, no se han apeado de los 2 millones desde mediados de ese mes.

El asombroso nivel de solicitudes ha persistido aun cuando las empresas no esenciales están comenzando a reabrir tras los confinamientos de mediados de marzo para controlar la propagación de COVID-19, una muestra de que la economía podría tardar un tiempo en recuperarse de una depresión inducida por el coronavirus.

“Me preocupa que estemos viendo una segunda ronda de despidos en el sector privado que, junto con un número creciente de recortes en el sector público, está aumentando la cantidad de personas desempleadas”, dijo Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economics.

“Si ese es el caso, dado el ritmo de reapertura, podríamos tener un período prolongado de alto desempleo extraordinario. Y eso significa que la recuperación será más lenta y tomará mucho más tiempo”.

El Departamento de Comercio informó el jueves que el PIB se contrajo a una tasa anualizada de 5,0% en el primer trimestre, la mayor caída en la producción desde la Gran Recesión de 2007-2009, y más que el 4,8% estimado el mes pasado.

Los economistas creen que la economía cayó en recesión en marzo. Se espera que el PIB caiga en el segundo trimestre a una tasa de hasta el 40%.

(GRÁFICO DEL PIB EN EEUU: tmsnrt.rs/29ndKyp)

Información de Lucia Mutikani; Editado en español por Janisse Huambachano/Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below