May 18, 2020 / 8:26 AM / 3 months ago

EEUU contempla dar ayudas a las empresas que saquen las cadenas de suministro de China

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una visita a la planta de Honeywell donde se fabrican máscaras protectoras durante el brote de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en Phoenix, Arizona, EEUU, el 5 de mayo de 2020. REUTERS/Tom Brenner/File Photo

Por Andrea Shalal, Alexandra Alper y Patricia Zengerle

WASHINGTON, 18 may (Reuters) - Parlamentarios y autoridades estadounidenses están elaborando propuestas para presionar a las empresas estadounidenses para que trasladen sus operaciones o sus proveedores importantes fuera de China, incluyendo exenciones fiscales, nuevas normas y subsidios minuciosamente estructurados.

Entrevistas con una docena de actuales y antiguos responsables de la Administración de Estados Unidos, ejecutivos de la industria y miembros del Congreso muestran las extensas deliberaciones que están en marcha -incluyendo la idea de un “fondo de reajuste” dotado originalmente con 25.000 millones de dólares- para animar a las empresas estadounidenses a modificar drásticamente su relación con China.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha prometido desde hace tiempo traer al país la fabricación desde el extranjero, pero la reciente propagación del coronavirus y las preocupaciones relacionadas con la dependencia de las cadenas de suministro médico y alimentario de Estados Unidos con respecto a China están intensificando el entusiasmo por la idea en la Casa Blanca.

El jueves, Trump firmó una orden ejecutiva que le daba a una agencia de inversiones en el extranjero nuevas facultades para ayudar a los fabricantes en Estados Unidos. El objetivo, según Trump, es “producir todo lo que Estados Unidos necesita para nosotros y luego exportarlo al mundo, y eso incluye los medicamentos”.

Sin embargo, la propia Administración Trump sigue dividida sobre la mejor manera de proceder, siendo poco probable que el tema se aborde en el próximo programa de estímulos fiscales para paliar la crisis del coronavirus. El Congreso ha comenzado a trabajar en otro paquete de estímulos fiscales, pero no está claro cuándo podría aprobarse.

Estos esfuerzos repatriadores cobran una relevancia considerable al tratarse de un año electoral. Aunque las propuestas laborales antichinas y proestadounidense podrían funcionar bien con el electorado, es posible que no sea tan popular la idea de dar dinero de los contribuyentes o exenciones fiscales a grandes empresas que trasladaron las cadenas de suministro a China en un momento en el que las pequeñas empresas atraviesan dificultades.

información adicional de Humeyra Pamuk; editado por Heather Timmons, Chris Sanders y Diane Craft; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below