May 1, 2020 / 1:29 PM / a month ago

El fabricante británico de una vacuna experimental quiere producir un millón de dosis al mes

LONDRES, 1 may (Reuters) - Un fabricante de una posible vacuna COVID-19 que está siendo desarrollada por científicos británicos dijo el viernes que podría saber a finales de mayo si puede producir un millón de dosis al mes con vistas a crear reservas para el suministro comercial cuando la vacuna sea aprobada.

El equipo de laboratorio se ve en Cobra Biologics, donde los científicos están trabajando en una posible vacuna para COVID-19, en Keele, Reino Unido, el 30 de abril de 2020. REUTERS/Carl Recine

Cobra Biologics es una de las empresas que trabajan para elaborar una posible vacuna conocida como ChAdOx1 nCoV-19 que está siendo desarrollada por científicos de la Universidad de Oxford.

Peter Coleman, máximo ejecutivo de la empresa, dijo que la empresa no es responsable de probar la eficacia de la vacuna, ya que esos ensayos los realiza el equipo de Oxford, y que el proyecto entraña muchos riesgos.

Sin embargo, dijo que si la fabricación de 200 litros, prevista para mediados de mayo, tuviera éxito, la empresa estaría lista para producir un millón de dosis al mes.

“Eso es más que suficiente para los ensayos clínicos, pero también potencialmente un comienzo para abastecerse de cara al suministro comercial”, dijo Coleman a Reuters, quien añadió que podría tener capacidad para hasta dos millones de dosis en lotes repetidos.

“La velocidad a la que estamos operando es mucho más rápida de lo que normalmente es. Y empezar a acumular lotes para el suministro comercial antes de llegar a la fase uno (ensayos clínicos) es bastante inusual”.

La empresa farmacéutica británica AstraZeneca se ha unido al programa de vacunas de Oxford para desarrollar, producir y distribuir la potencial vacuna con el fin de contribuir a que esté disponible lo antes posible si tiene éxito en los ensayos clínicos.

Coleman dijo que la participación de AstraZeneca podría ayudar a la rápida difusión de la vacuna a nivel mundial, pero dijo que Cobra Biologics y otras dos organizaciones de desarrollo y fabricación por contrato (CDMO, por sus siglas en inglés) con una capacidad similar que ya estaban involucradas seguirían desempeñando un papel fundamental.

“El actual consorcio de CDMO será una parte fundamental de la fabricación de esta vacuna. AstraZeneca tiene mucha capacidad”, dijo.

“Pero creo que en este momento, dada la intensidad y la velocidad que se requiere, tiene sentido común seguir con las CDMO que tienes en este momento y luego en algún momento del futuro, hacer la transición a otra cosa.”

Coleman dijo que los procesos que antes podían haber llevado años se estaban reduciendo a cinco meses, y que el trabajo de seguridad ya realizado en una vacuna contra el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) podría ayudar a acelerar el desarrollo de una vacuna COVID-19.

“No es desde cero. Ha habido mucho trabajo, y los productos han sido modificados de tal manera que el trabajo de seguridad de los primeros ensayos clínicos es igualmente aplicable”, dijo Coleman.

Al preguntársele sobre los comentarios del CEO de AstraZeneca, Pascal Soriot, en el sentido de que sabrá si la vacuna será efectiva en junio o julio, Coleman dijo que su empresa se centra en la fabricación de la vacuna y no en la determinación de su eficacia.

“Confío en que la universidad tenga ese resultado en julio”, dijo. “Y si es positivo, la carrera está en marcha para producir tantos lotes como sea posible.”

editado por Stephen Addison; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below