April 7, 2020 / 2:07 PM / 2 months ago

Parados e inmigrantes cubrirán el déficit de mano de obra en el campo español

MADRID, 7 abr (Reuters) - El Gobierno español aprobó el martes un real decreto para hacer frente a la falta de mano de obra que la pandemia ha causado en el sector agrícola, permitiendo la contratación de decenas de miles de desempleados e inmigrantes para garantizar el abastecimiento de productos a Europa.

Temporeros llevan cestas de patatas en un campo del agricultor español Santiago Pérez en la región de Murcia, en el sur de España, el 6 de junio de 2013. REUTERS/Susana Vera

Las restricciones en las fronteras terrestres y las medidas de confinamiento en muchos países del Viejo Continente han obligado a muchos trabajadores extranjeros a quedarse en casa durante la temporada alta de cosecha de productos agrícolas en España, uno de los países con más casos y muertes del mundo por COVID-19.

La ley, que estará en vigor hasta finales de junio, pretende paliar el déficit de temporeros en regiones como Andalucía, Murcia, Extremadura, Aragón y Cataluña, a fin de evitar una escasez de alimentos y un consiguiente aumento de los precios.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, cifró las necesidades de demanda de mano de obra en 75.000-80.000 trabajadores y destacó que dos tercios de la producción agrícola española se exporta a los mercados de la Unión Europea.

“Nos dirigimos a los trabajadores en paro; los que cobren un subsidio agrario o prestación de desempleo, que podrán complementarla; los extranjeros cuyo permiso de trabajo concluya antes del 30 de junio y los jóvenes extranjeros de 18 a 21 años”, dijo Planas el martes en la rueda posterior al Consejo de ministros.

El decreto permitirá que decenas de miles de afectados por los despidos temporales causados por una crisis sanitaria que ha paralizado sectores enteros de la economía española puedan compatibilizar el trabajo en el campo con las prestaciones por desempleo y que los permisos de trabajo de los inmigrantes legales puedan ser prorrogados, dijo Planas.

En virtud de un acuerdo bilateral entre España y Marruecos, unos 16.000 trabajadores temporales del país vecino, en su mayoría mujeres, debían haber viajado a la provincia andaluza de Huelva para la recogida de frutos rojos, pero menos de la mitad ha podido hacerlo.

Temporeros de países de la Unión Europea como Bulgaria o Rumanía, tampoco han podido desplazarse.

“La movilidad de personas en la UE es prácticamente inexistente ... en España incluso más intensa”.

La Federación Española de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas, Fepex, estima que el sector necesitará 16.000 trabajadores adicionales en abril, 18.000 en mayo y 28.000 en junio.

Información adicional de Belén Carreño, editado en español por Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below