January 13, 2020 / 12:10 PM / 7 months ago

El acuerdo preliminar para la hemorragia, no el conflicto con China

FOTO DE ARCHIVO: El vicepresidente ejecutivo y fefe de Asuntos Internacionales de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Myron Brilliant, durante una reunión con empresarios estadounidenses en Pekín, China, el 10 de septiembre de 2019. Andrea Verdelli/Pool vía REUTERS

PEKÍN, 13 ene (Reuters) - El acuerdo comercial de “fase uno” que firmarán esta semana China y Estados Unidos “detiene la hemorragia” pero no pone fin a la guerra comercial entre ambos países, dijo el lunes un alto cargo de la Cámara de Comercio de EEUU (USCC, por sus siglas en inglés), advirtiendo que aún quedan importantes desafíos por delante.

Myron Brilliant, vicepresidente ejecutivo de la cámara, dijo en una rueda de prensa en la capital china que con el acuerdo hay “un claro motivo de alivio para ambas partes”, estando su firma prevista para el miércoles en Washington, con el alcance final de la “fase uno” siendo mayor de lo que pensado inicialmente.

“La aplicación de la “fase uno” será importante para generar confianza y certidumbre, dando continuidad al éxito de las negociaciones”, dijo Brilliant, quien declaró haber sido informado sobre el texto del acuerdo pero que todavía no lo había visto.

Pero aunque el acuerdo preliminar “detiene la hemorragia”, según sus palabras, “al mismo tiempo es importante que ambas partes demuestren su compromiso para seguir adelante con las negociaciones de la “fase dos””.

Brilliant dijo que “todavía quedan importantes desafíos” por delante, dado que los asuntos centrales de la disputa entre ambos países siguen irresueltos en gran parte. Todavía queda mucho trabajo por hacer en lo que respecta a los aranceles que siguen en vigor.

El acuerdo, alcanzado inicialmente el 13 de diciembre, fue valorado por inversores y directivos empresariales como una forma de desescalar la disputa comercial de 18 meses de duración que ha sacudido los mercados mundiales y ha avivado los temores sobre una recesión mundial.

Pero Estados Unidos mantiene en vigor los aranceles sobre importaciones chinas por valor de 370.000 millones de dólares, esperándose que las negociaciones para un acuerdo de la “fase dos” probablemente toquen temas más difíciles, incluyendo los subsidios chinos a las empresas estatales y las políticas industriales consideradas como poco equitativas.

Algunos escépticos también cuestionan si el acuerdo de “fase uno” puede mantenerse, en parte debido al aumento masivo de las importaciones agrícolas de EEUU que China tendría que hacer como parte de los términos que Washington dice están incluidos en el acuerdo.

Información de Gabriel Crossley; Escrito por Se Young Lee; Editado por Mark Heinrich; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below