December 9, 2018 / 12:59 PM / 2 months ago

La inflación en China se ralentizó en noviembre

PEKÍN (Reuters) - Los precios en las fábricas chinas subieron en noviembre al ritmo más lento desde octubre de 2016 al perder fuerza de nuevo la demanda interna, aumentando la presión sobre más medidas del gobierno para estimular la economía del gigante asiático.

Imagen de archivo en la que se ve a clientes pagando en la frutería de un mercado en Pekín, China, el 9 de mayo de 2016. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

En cambio, la inflación al consumo se suavizó en comparación con el mes anterior por el menor precio de los alimentos, según datos divulgados el domingo por Oficina Nacional de Estadísticas.

El índice de precios al productor (IPP), una medida de los precios que reciben las empresas por sus bienes y servicios, subió un 2,7 por ciento en noviembre respecto al año anterior, en comparación con el aumento del 3,3 por ciento en octubre, según la oficina de estadísticas.

Los analistas encuestados por Reuters esperaban que la inflación de los productores, también utilizada por los economistas para valorar las tendencias en los beneficios industriales, se enfriase hasta el 2,7 por ciento en noviembre.

En términos mensuales, el IPP cayó un 0,2 por ciento, en comparación con un aumento del 0,4 por ciento en octubre.

La desaceleración de la demanda interna se ha sumado a la lista de preocupaciones económicas de China, que está sumida en una guerra comercial con Estados Unidos, su principal socio comercial.

La incertidumbre creada por este pulso comercial planea sobre China a pesar de la tregua de 90 días acordada recientemente por ambas potencias. Existe la preocupación de que la guerra arancelaria pueda escalar cuando finalice la tregua, lo que ejercerá más presión sobre las autoridades chinas para impulsar la economía.

Por otra parte, el índice precios al consumo (IPC) subió un 2,2 por ciento en noviembre respecto al año anterior, ralentizándose desde la tasa anual del 2,5 por ciento registrada en octubre y por debajo de la proyección de los economistas de un 2,4 por ciento.

El objetivo del gobierno para el conjunto del año es de una inflación al consumo del 3 por ciento.

En términos mensuales, el IPC bajó un 0,3 por ciento.

La oficina de estadística atribuyó la desaceleración a la caída en el precio de los alimentos causada por la propagación de la fiebre porcina.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below