August 1, 2018 / 12:15 PM / 3 months ago

Los consumidores españoles acentúan su rechazo a los vehículos diésel

MADRID (Reuters) - Las ventas de coches con motores diésel para particulares se desplomaron un 40 por ciento en el mes de julio, según los últimos datos de la patronal automovilística Anfac, que achaca esta tendencia a recientes declaraciones desde la arena política que han acentuado la percepción social negativa que tiene este carburante desde el escándalo de las emisiones de Volkswagen en 2015.

Un hombre llena un depósito de un vehículo diésel en Madrid, en una imagen tomada el 29 de mayo de 2018. REUTERS/Sergio Pérez

“Está claro que el clima creado en el último mes alrededor de esta tecnología ha tenido un impacto inmediato y muy negativo en la percepción que tiene el comprador”, dijo Anfac, en alusión tácita a distintos comentarios realizados miembros del gabinete que asumió el mando del gobierno español a finales de junio, señalando que estas “están provocando una caída en picado de las ventas”.

El mes pasado, la ministra socialista de Transición Ecológica, Teresa Ribera, dijo en el Congreso que el diésel tenía los “días contados” y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció días después que el impuesto que grava actualmente al diésel subiría progresivamente hasta equipararlo con el de la gasolina, un 30 por ciento más elevado.

Anfac dijo que este clima tendrá repercusiones en la producción de las fábricas españolas a medio plazo y se traducirá en un repunte de las emisiones medias hasta final de año, señalando que los coches diésel nuevos tiene menos emisiones tanto de NOx como de CO2 que los de gasolina.

En una visita reciente a Madrid, el comisario comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, pidió “no satanizar” el diésel, recordando que los motores de combustión seguirán representando más de la mitad del mercado aún alcanzando los objetivos más ambiciosos de reducción de CO2 de la Unión Europea.

En julio, sólo un 20 por ciento de los particulares eligieron comprar coches con motor de gasóleo, aunque las compras por parte de empresas y del sector de alquiler ayudaron a que la cuota de mercado mejorase en medio punto porcentual al 36 por ciento. Con todo, este último porcentaje contrasta con el 41,8 por ciento de enero de este mismo año y se desploma 13 puntos respecto a julio de 2017.

Según datos de la patronal europea ACEA, el año pasado el 48 por ciento de los compradores españoles de turismos nuevos optó por un vehículo diésel, uno de los datos de aceptación más altos entre las grandes economías europeas y sólo superado por Italia (56,3%).

Las matriculaciones diésel empañaron el buen dato general de julio, que exhibió un salto del 19,3 por ciento en julio a 131.176 unidades, al calor de la recuperación económica del país, del incremento de ventas que suele producirse en verano por los desplazamientos vacacionales y las ofertas de los concesionarios para dar salida al stock existente antes de una nueva normativa de emisiones europea que entra en vigor en septiembre.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below