May 11, 2018 / 12:23 PM / 16 days ago

Alemania está dispuesta a ayudar a sus empresas a seguir haciendo negocios en Irán

Por Paul Carrel y Joseph Nasr

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, respondiendo preguntas de los medios tras entregar un comunicado con respecto a los aranceles al aluminio y al acero del gobierno de Trump, fuera de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 19 de marzo de 2018. REUTERS/ Leah Millis

BERLÍN, 11 mayo (Reuters) - Alemania está dispuesta a ayudar a sus empresas a seguir haciendo negocios en Irán, dijo el viernes su ministro de Economía, aunque el enviado de Estados Unidos en Berlín ponía en duda la moralidad de tales operaciones.

La retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear internacional de 2015, anunciado el martes, y sus planes de reimponer sanciones contra Irán llegaron de la mano con la amenaza de castigos contra cualquier empresa extranjera que tenga negocios en la república islámica.

Alemania, al igual que Francia y Reino Unido, ha dicho quesigue comprometida con el acuerdo nuclear y su ministro de Economía, Peter Altmaier, aseguró que su Gobierno tampoco tenía una razón inmediata para cambiar su esquema de garantía de exportaciones Hermes para Irán.

“Estamos dispuestos a hablar con todas las compañías preocupadas por lo que podemos hacer para minimizar las consecuencias negativas”, dijo Altmaier a la radio Deutschlandfunk. “Eso significa, concretamente, limitar los daños” e incluye un ofrecimiento de asesoramiento legal, añadió.

Alrededor de 120 firmas alemanas tienen operaciones con personal propio en Irán, incluido Siemens, y unas 10.000 empresas de la mayor economía de Europa comercian con Irán.

El año pasado, las exportaciones de productos alemanes a Irán aumentaron en alrededor de 400 millones de euros a unos 3.000 millones de euros, solo poco más del 0,2 por ciento de todas las exportaciones alemanas, pero más que Reino Unido y Francia.

Pero el embajador de Estados Unidos en Berlín, Richard Grenell, dijo que las empresas alemanas deberían cuestionar la moralidad de hacer negocios con Irán, donde la economía está en gran parte controlada por una orden religiosa.

“Todos los países son soberanos y pueden decidir por sí mismos sobre las sanciones. Pero Alemania, Francia y Reino Unido (...) dicen que Irán representa una amenaza. ¿Quieren hacer negocios con una amenaza?”, dijo Grenell al diario Bild.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below