April 13, 2018 / 9:55 AM / a month ago

IAG apunta a Norwegian Air para combatir las esperadas turbulencias

Por Sarah Young y Victoria Bryan

En la imagen, un hombre en el interior de un Boeing 737-800 de Norwegian Air en Buenos Aires el 8 de marzo de 2018. REUTERS/Marcos Brindicci

LONDRES/BERLÍN (Reuters) - El movimiento de IAG sobre el operador de bajo coste Norwegian Air Shuttle podría resultar una maniobra astuta antes de las turbulencias previstas en la industria de la aviación europea.

El plan de Norwegian de trasladar el modelo low cost que ha demostrado ser exitoso en las rutas de corto alcance en Europa a los vuelos transoceánicos ha afectado a British Airways, de IAG, más que a otros operadores en Europa porque Norwegian se ha puesto como objetivo volar desde Reino Unido en particular.

Analistas estiman que British Airways logra la mayor parte de su beneficio en las rutas sobre el Atlántico Norte y las alianzas entre operadores establecidos a ambos lados del océano durante años han ayudado a proteger los precios más que en otras regiones.

En respuesta a la amenaza low-cost, y consciente de lo lento que reaccionó a los operadores de bajo coste en las rutas de corto alcance en Europa, la matriz de BA ha creado una unidad de bajo coste para vuelos de largo recorrido en Europa, Level, reducido costes y ahora ofrece tarifas baratas en rutas transatlánticas.

El jueves, IAG, que también posee Iberia, Vueling y Aer Lingus, dio un paso más, diciendo que había adquirido un 4,6 por ciento de Norwegian con vistas a iniciar negociaciones de adquisición.

Mientras Norwegian ha sacudido el mercado, y otros están intentando rutas transoceánicas low cost como la islandesa Wow, Eurowings de Lufthansa, Level y Primera, su rápida expansión le ha puesto bajo tensión financiera.

La aerolínea tenía una deuda neta de 22.300 millones de coronas noruegas (2.860 millones de dólares) a finales de 2017, mientras que su liquidez se redujo un 27 por ciento a 4.040 millones de coronas en el último trimestre del año. Este año ha captado 1.300 millones de coronas en una venta de acciones para aliviar su balance.

El presidente de Ryanair, Michael O’Leary, lleva tiempo pronosticando la muerte de Norwegian mientras otros siguen sin estar seguros de si la larga distancia puede funcionar sin pasajeros de clase business que paguen tarifas altas.

“Norwegian necesita ejecución y capital, francamente, y quizá IAG puede darle eso, por lo que definitivamente a simple vista, tiene sentido estratégico para IAG”, dijo el analista de Davy Stephen Furlong.

Una fuente de la industria que ha asesorado en grandes operaciones corporativas de aerolíneas en el pasado dijo que era poco probable que Walsh haga un movimiento rápido, pero estaría más interesado en las operaciones de larga distancia que en la marca Norwegian.

Con el alto nivel de deuda de Norwegian, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, podría decidir escindir la aerolínea para reducir riesgos, por ejemplo buscando un comprador para las operaciones de corta distancia.

“El resultado ideal aquí es que Willie la compre y la divida, y que O’Leary le compre el negocio de corto alcance”, dijo.

Ryanair declinó hacer comentarios cuando se le preguntó si estaba interesado en Norwegian.

La noticia sobre Norwegian se enmarca dentro de una oleada de consolidación que comenzó el año pasado con la insolvencia de Alitalia y las quiebras de la británica Monarch y la alemana Air Berlin.

Los CEO de aerolíneas han dicho en repetidas ocasiones que habrá más consolidación, ya sea por adquisiciones o quiebras, y easyJet y Lufthansa están actualmente pugnando por Alitalia.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below