January 3, 2018 / 6:59 AM / 5 months ago

Los mercados de la UE contienen el aliento ante la entrada en vigor del "MiFID"

Por Huw Jones

En la imagen, un broker mira un terminal informático en Mumbai el 28 de diciembre de 2017. REUTERS/Danish Siddiqui/Files

LONDRES (Reuters) - Después de un año de retraso y tras retoques de última hora de unos reguladores que no quieren dejar fisuras, este miércoles entra vigor la amplia y compleja reforma de los mercados financieros de la Unión Europea.

La nueva normativa arroja luz sobre las entrañas de los mercados de valores, bonos, materias primas y derivados obligar a bancos, gestores de activos y traders a dar información detallada de billones de transacciones por billones de euros.

Los bancos y las firmas de trading han invertido millones de euros en la preparación del gran día. Según un informe de Expand, que forma parte de Boston Consulting Group e IHS Markit, los principales bancos y gestores de activos del globo gastaron el año pasado 2.100 millones de dólares para cumplir con los requisitos de la Directiva Europea de Mercados e Instrumentos Financieros.

El objetivo de la comúnmente conocida como MiFID II es trasladar las lecciones de la crisis financiera mundial de 2007-09 aumentando la transparencia en la negociación y fortaleciendo la protección de los inversores.

Esto significa que operaciones en acciones, bonos, derivados, materias primas y otros activos deben comunicarse a un repositorio o tesoro de datos que los supervisores pueden emplear para seguir la pista a las operaciones e identificar los riesgos.

Después de no ver venir la última crisis, los reguladores, que ya se quejan de una falta de recursos, analizarán los datos para tratar de detectar burbujas de forma temprana.

En el periodo previo al lanzamiento, los banqueros han trabajado hasta la noche para comprobar que las conexiones de alta velocidad con clientes y plataformas de trading funcionan correctamente desde el primer día.

Los gestores de fondos y otros deberán por primera vez completar un informe de transacción con hasta 65 bits de datos a los 15 minutos de realizarse una operación o arriesgarse a recibir una multa.

En un principio, la MiFID II tenía que haber entrado en vigor a principios de 2017, pero la UE se vio obligada a conceder a bancos y reguladores otro año para que se preparasen para las nuevas normas, que suponen importante revisión de la ley MiFID de 2007 al mejorar la transparencia y la protección de los inversores y ampliar su alcance para incorporar más productos financieros.

La MiFID II será todo un viaje y no un acontecimiento aislado en enero. Así es como respondió un regulador nacional a las preguntas de cómo se desarrollará la normativa desde el 3 de enero.

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas inglesas) está supervisando el lanzamiento y ha publicado una serie de comunicados sobre cómo atajar los posibles baches que queden en el camino y para calmar los nervios.

“La ESMA, en cooperación estrecha con las autoridades regulatorias nacionales de la UE, ha implementado un amplio rango de tareas que garantice incluso en los últimos días (antes de la entrada en vigor) que el marco esta listo para asegurar una transición suave de la MiFID I a la MiFID II”, dijo el mes pasado a Reuters el presidente de la ESMA, Steven Maijoor.

Incluso con el periodo extra de un año, sólo 11 de los 28 países del bloque, entre ellos España [nL8N1OT1SM] han transpuesto la nueva directiva a su marco jurídico nacional, lo que ha llevado a la ESMA a decir que todas las firmas pueden proseguir aunque su país de origen esté entre los que no han completado el proceso legislativo. [nL8N1OI4CE]

También ha dicho que el requisito para las partes de que una operación con acciones, bonos o derivados disponga de un identificador único para informar de la transacción quede en suspenso durante seis meses. [nL8N1OK1MU]

Alemania, Francia y Reino Unido, que albergan los principales centros financieros de la UE, se encuentran entre los 11 estados de la UE cuyas leyes nacionales ya incorporan las normas y la gran banca probablemente está lista. NatWest Markets del Royal Bank of Scotland (RBS.L) ha realizado un “lanzamiento suave”. Del 2 de enero al 4 de enero, parte de su personal trabajará toda la noche. “Esperamos que el Día Uno funcione sin problemas y que estemos tan preparados como podamos”, dijo Giovanni Mazzocchi, director de macrodistribución en Europa para Barclays (BARC.L). “Hay gente que trabaja de noche para asegurar que todo funciona de día”.

Existe cierta preocupación por que actores más pequeños que no puedan permitirse equipos de personal adicional no estén en listos a tiempo.

Pero más que una parálisis, responsables del sector predicen volúmenes de negociaciones inicialmente flojos.

“A nadie le interesa que los mercados se congelen. Los mercados estarán bien, incluso a pesar del nerviosismo que se produzca mientras se adaptan a estos cambios significativos”, dijo Christian Voigt, asesor regulatorio de Fidessa, un proveedor de software para trading.

NORMAS DISRUPTIVAS

La ESMA empleará los datos proporcionados por los mercados para establecer límites en el volumen máximo de las posiciones en materias primas y limitará la negociaciones con acciones en zonas “oscuras” o que estén fuera de las plataformas de intercambio.

La MiFID II ofrece a los inversores más información sobre cuáles son las plataformas de negociación que ofrecen las mejores ofertas, y los gestores de activos tendrán que mostrar a los inversores quién está pagando por el análisis de valores.

La ESMA ya ha empezado a calentar los músculos financieros de la MiFID II con la limitación o prohibición de productos financieros que provocaron el mes pasado caídas en bolsa para empresas que comercializan productos financieros complejos. [nL8N1OI1AX]

Un objetivo fundamental de la MiFID original era aumentar la competencia en el trading de acciones permitiendo que las nuevas plataformas se enfrentaran a rivales de siglos de antigüedad como la Bolsa de Londres (LSE.L). Recién llegados como Chi-X ya se codean con las grandes plataformas de trading paneuropeas y los reguladores quieren que la MiFID II traiga consigo una “disrupción” en la negociación de otros activos, lo que obligaría a las empresas a ser más ágiles prestar un mejor servicio a sus clientes.

“Habrá momentos interesantes en los próximos años, con la entrada de nuevos jugadores en el mercado y clientes y bancos que aprovechen al máximo los nuevos datos disponibles para configurar sus actividades en el mercado”, dijo Mazzocchi.

Voigt dijo que MiFID II no supondrá una revolución en el intercambio de acciones, pero sí tendrá un gran impacto en los bonos, las materias primas y los derivados, donde la contratación electrónica aumentará.

“Para la renta fija y los derivados fuera del mercado, la mentalidad debe cambiar por completo porque muchas contrataciones aún se hacen por teléfono”, dijo Voigt.

Karel Lannoo, consejero delegado de CEPS, un grupo de estudios de Bruselas que hace seguimiento de los servicios financieros, dijo que los mercados tardarán entre seis y doce meses en implementar completamente las nuevas reglas.

    0 : 0
    • narrow-browser-and-phone
    • medium-browser-and-portrait-tablet
    • landscape-tablet
    • medium-wide-browser
    • wide-browser-and-larger
    • medium-browser-and-landscape-tablet
    • medium-wide-browser-and-larger
    • above-phone
    • portrait-tablet-and-above
    • above-portrait-tablet
    • landscape-tablet-and-above
    • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
    • portrait-tablet-and-below
    • landscape-tablet-and-below