4 de diciembre de 2017 / 10:01 / hace 8 días

Urkullu plantea el modelo vasco como referencia para financiar a las autonomías

MADRID (Reuters) - El lehendakari, Íñigo Urkullu, propuso el lunes que el régimen fiscal vasco sirva de referencia para abordar el debate sobre la reforma de la financiación autonómica, de forma que se pueda avanzar hacia un nuevo sistema más descentralizado con una mayor capacidad recaudatoria por parte de las comunidades.

En la foto, el presidente vasco Íñigo Urkullu en la toma de posesión de su cargo en Guernica el 26 de noviembre de 2016. REUTERS/Vincent West

En pleno debate sobre las ventajas del Concierto Económico y el Cupo del País Vasco y las dificultades de financiación del resto de las comunidades, Urkullu defendió en un artículo en El País el modelo fiscal vasco, asegurando que “no es un régimen de privilegio” sino que “es un sistema justo y solidario”.

“El sistema de Concierto se asienta sobre el principio de responsabilidad fiscal y financiera, y lo realmente constructivo sería analizarlo como modelo de referencia que permita avanzar en un nuevo sistema descentralizado de financiación que resulte más eficiente, justo y solidario”, dijo el presidente del Gobierno vasco.

País Vasco y Navarra tienen regímenes fiscales especiales que funcionan al margen del modelo de financiación de las llamadas comunidades del “régimen común”, que se rigen por un complicado sistema formado por múltiples fondos y que ha sido criticado por gobiernos regionales de todo signo político desde su aprobación en 2009.

La autonomía fiscal vasca a la hora de recaudar impuestos, y su posterior ajuste de cuentas con el Estado mediante el cálculo del llamado “Cupo”, está amparada por la Constitución de 1978, y Urkullu aseguró que este sistema permite que la ciudadanía vasca no sólo no reciba, sino que aporte a las arcas de la Administración del Estado.

Las autonomías absorben más de un tercio del gasto público español y más de la mitad de su personal, ya que gestionan servicios como la sanidad y la educación, pero no tienen una capacidad recaudatoria equivalente.

Después de llevar años pendiente de revisión, el Gobierno de Mariano Rajoy se fijó como una de sus prioridades de Legislatura acometer la reforma de la financiación autonómica, pero hasta la fecha no se ha iniciado ningún proceso formal de negociación, al verse también entorpecido por la crisis política en Cataluña.

Un comité de expertos encargado de su revisión abogó este año por potenciar la responsabilidad fiscal de las autonomías, pero sin llegar al modelo propuesto por el líder de los socialistas catalanes, que planteó la semana pasada que Cataluña asuma la recaudación y gestión de todos los impuestos.

Subrayando la importancia de la solidaridad interregional en el sistema, el Gobierno ha rechazado la posibilidad de ofrecer a Cataluña un estatus especial entre el resto de las comunidades, limitándose a señalar que se tendrán en cuenta “las especificidades de cada región” cuando se revise el modelo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below