November 27, 2017 / 7:34 AM / 10 months ago

Un 24 pct de los catalanes quiere seguir con el proceso independentista

MADRID (Reuters) - Un 24 por ciento de los catalanes quiere seguir adelante con el proceso secesionista tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre en Cataluña, mientras que un 71 por ciento apuesta por intentar buscar un acuerdo con el gobierno español para resolver el conflicto, según una encuesta publicada el lunes.

En la imagen de archivo, un hombre porta una estelada en la azotea de un edificio en Barcelona durante una manifestación para la liberación de líderes soberanistas y miembros cesados del Govern, el 11 de noviembre de 2017. REUTERS/Albert Gea

Tras una histórica intervención en la región por parte del Gobierno central con el objetivo de frenar unas ambiciones independentistas que han llevado a una gran fractura en la sociedad catalana, un 80 por ciento de los residentes en Cataluña quiere que los partidos políticos busquen fórmulas para restaurar la convivencia, concluye el sondeo de Metroscopia para El País.

En cuanto a las preferencias por las posibles coaliciones de Gobierno tras los comicios, un 75 por ciento quiere partidos que busquen una solución negociada con el Gobierno de España, un 40 por ciento quiere reeditar una unión separatista de ERC, Junts Per Catalunya y la CUP, un 35 por ciento vería con buenos ojos una alianza de los partidos partidarios de mantener Cataluña dentro de España (Ciudadanos, PSC y PP), mientras que un 32 por ciento aprobaría una coalición de izquierda entre ERC, PSC y Catalunya en Comù.

La primera parte de la encuesta de Metroscopia, que se difundió el domingo, indicaba que los partidos soberanistas y el llamado bloque constitucionalista empatarían con un 46 por ciento de los votos en unas elecciones con una participación histórica del 80 por ciento.

En las elecciones de 2015, los separatistas obtuvieron el 47,7 por ciento de los votos y los constitucionalistas, el 39,1 por ciento.

La destitución del Gobierno catalán en pleno en octubre supuso un alivio temporal en la tensión entre Cataluña y Madrid, aunque una victoria de los separatistas en diciembre devolvería la incertidumbre a la región que más aporta a la economía española y que en los últimos meses sufrió un éxodo masivo de empresas por la crisis soberanista.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below