26 de octubre de 2017 / 6:13 / hace un mes

La caída de ingresos en España lastra las cuentas de Telefónica

MADRID (Reuters) - La caída en los ingresos y el Ebitda en España lastraron las cuentas de Telefónica en el tercer trimestre, en el que reiteró sus objetivos mejorados en junio gracias a la fortaleza del negocio brasileño.

Sede de Telefónica en Madrid, España, el 29 de julio de 2010. REUTERS/Susana Vera

Las cuentas estuvieron en línea con las previsiones de los analistas y arrojaron un descenso de ingresos entre julio y septiembre del 2,5 por ciento interanual en términos reportados, mientras que el Ebitda cayó un 1,9 por ciento, lastrado por el peor comportamiento en Hispanoamérica y España.

Los resultados se vieron afectados además por un negativo efecto divisa en Reino Unido y Latinoamérica.

El mercado penalizaba las cuentas y Telefónica lideraba las caídas del sector en Europa con una caída cercana al 2 por ciento, pero a media mañana aprovechaba la perspectiva de unas elecciones en Cataluña que pueden calmar en parte la crisis política para rebotar un 0,1 por ciento.

Pese a la profunda internacionalización de la compañía, el negocio en España sigue siendo el principal generador de Ebitda y la unidad con mayores márgenes del grupo.

En esta región, las cuentas mostraron un comportamiento mixto.

Los ingresos y el ebitda bajaron, aunque excluyendo las ventas de terminales, volvieron a la senda de crecimiento (+0,4 por ciento) que había abandonado en trimestres anteriores y que el mercado penalizó.

También mejoró la captación de clientes gracias en parte a las nuevas ofertas low-cost, mientras creció el ingreso medio por usuario por las subidas de precio a los clientes de mayor valor añadido.

La competencia en España, con ofertas agresivas por parte de MásMovil y con Orange y Vodafone impulsando sus filiales de bajo coste, presionaron los márgenes del grupo, que bajaron un 1,3 por ciento en términos reportados.

“Telefónica está realmente por delante de sus rivales en cuanto a ciclo inversor, pero los riesgos a la baja de la economía en España, la volatilidad de los mercados en Latinoamérica, el elevado endeudamiento y asuntos estratégicos (dos grandes operadores solo de telefonía móvil en Europa) no hacen de ella un equity-story atractivo”, dijeron los analistas de Kepler en una nota a clientes.

Sin embargo, los directivos de la compañía defendieron el buen momento del mercado español, en el que esperan mantener unos sólidos márgenes del 40 por ciento y continuar creciendo en ingresos por servicio en el negocio mayorista.

“España ha tenido un gran comportamiento en este trimestre (...) los ingresos han mejorado en el tercer trimestre y la mejoría en los ingresos por servicio ha sido en todos los ámbitos”, defendió el consejero delegado de la entidad, Ángel Vilá.

LA DEUDA CAE ORGÁNICAMENTE

Pero el viraje dado el año pasado, con el que centró su estrategia de desapalancamiento gracias a la fortaleza de su flujo de caja, está dando poco a poco frutos en términos de deuda.

El pasivo del grupo bajó en el último trimestre otros 1.265 millones a 47.222 millones de euros gracias a la solidez de su flujo de caja libre, que subió un 39,2 por ciento hasta septiembre y alcanzó los 3.226 millones.

Cuando contabilice totalmente la acordada venta de Telxius, bajará hasta el entorno de los 46.000 millones de euros.

Telefónica se ha marcado como metas incrementar sus ventas un 1,5 por ciento interanual en el año y ampliar un punto porcentual sus márgenes, con un ratio capex sobre ventas del 16 por ciento en un ejercicio que espera que vaya de menos a más.

“Resultados de Telefónica en el tercer trimestre. Buenos a nivel orgánico, tendencias de fondo ... pero con poco que mostrar”, dijeron los analista de Bernstein en una nota.

El ratio capex sobre ventas se situó a septiembre en el 14,1 por ciento, lo que implica que las inversiones deberían crecer abruptamente en el último trimestre para alcanzar el objetivo.

En términos acumulados, los ingresos de Telefónica en los primeros nueve meses subieron un 1,4 por ciento a 38.846 millones de euros y el Ebitda creció un 2,9 por ciento a 12.274 millones.

Sin embargo, algunos analistas consideran insuficiente estas medidas y esperan que la empresa anuncie en los próximos meses algún movimiento de mayor calado para rebajar sus ratios de endeudamiento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below