24 de octubre de 2017 / 6:20 / en un mes

Caixabank logra un beneficio récord en el tercer trimestre, nota salida depósitos tras 1-O

MADRID (Reuters) - Caixabank logró el mayor beneficio trimestral de su historia en el tercer trimestre, gracias en parte a la integración del banco portugués BPI, pero advirtió de que ha notado un “impacto negativo moderado” en sus depósitos tras el referéndum separatista de Cataluña del 1 de octubre.

En la foto, se ve una bandera catalaña en un balcón al lado de una sucursal de la Caixabank en Barcelona el 6 de octubre de 2017. REUTERS/Yves Herman

En una presentación a la CNMV, la entidad financiera dijo el jueves que ganó 649 millones de euros entre julio y septiembre, casi el doble que el año anterior (332 millones).

En los primeros nueve meses del año, su beneficio ascendió a 1.488 millones de euro -- un aumento del 53 por ciento sobre el mismo periodo del año interior -- de los cuales 180 millones procedieron de BPI.

El margen de intereses - la diferencia entre lo que el banco cobra por los préstamos y paga por los depósitos - mejoró un 15,2 por ciento hasta 3.550 millones en los primeros nueve meses del año.

Los analistas consultados por Reuters esperaban un beneficio de 1.328 millones de euros y un margen de intereses de 3.533 millones de euros..

En la bolsa, la acogida era positiva y, tras fuertes oscilaciones en las primeras operaciones, sus acciones subían a media mañana un 0,7 por ciento a 3,856 euros.

La ratio de morosidad de su cartera crediticia bajó al 6,4 por ciento desde el 6,5 por ciento de junio y la ratio de cobertura se mantuvo en el 50 por ciento.

Los resultados de Caixabank a septiembre incluyen pérdidas por deterioro de activos financieros por importe de 658 millones de euros y otros 800 millones por provisiones asociadas en gran parte a prejubilaciones y al saneamiento de su exposición en Sareb.

IMPACTO CRISIS CATALUÑA

El banco no facilitó datos sobre la pérdida de clientes o la salida de depósitos tras el referéndum independentista en Cataluña y se limitó a señalar que tuvo un impacto negativo moderado en sus depósitos.

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, dijo que el reciente llamamiento de activistas separatistas de retirar dinero de la entidad tras el traslado de su sede social de Barcelona a Valencia “no ayuda a calmar la situación”.

No obstante, Gortázar dijo que, entretanto, el banco ha logrado frenar la salida de depósitos e invertir la tendencia.

“El impacto que tuvo esos días fue un impacto negativo en depósitos, un impacto moderado, fue un impacto que tras la medida que tomamos (traslado de sede social), es un impacto que se ha primero parado y segundo revertido”, dijo el consejero delegado en una multiconferencia con analistas.

Gortázar señaló también que el traslado de la sede a Valencia no era una “medida temporal”, aunque descartó, de momento, que reubicara también parte de la plantilla o unidades de negocio.

Respecto a la crisis institucional catalana, Gortázar compartió la opinión de instituciones como el Banco de España o el FMI de que de persistir “el impacto negativo en la economía podría aumentar”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below