5 de octubre de 2017 / 9:19 / hace 2 meses

El Tesoro salva sin apuros una subasta en medio de tormenta catalana

MADRID (Reuters) - El Tesoro español superó el jueves una prueba de fuego en mitad de las tensiones por la deriva independentista en Cataluña, al colocar deuda por 4.600 millones de euros, algo más de lo esperado, y a un coste que solo en una de las tres referencias ofrecidas fue más alto que en la subasta previa.

En la imagen, el minsitro De Guindos durante una rueda de prensa en Moncloa, el 31 de marzo de 2017. REUTERS/Sergio Pérez

La tesorería pública colocó 304 millones de euros en un bono vinculado a la inflación y con vencimiento de noviembre de 2024, por debajo de un objetivo de 500 millones de euros (el punto medio de una horquilla 250 y 750 millones de euros).

No obstante, en las otras dos referencias ofrecidas, el importe adjudicado fue de 4.294 millones, superior a un objetivo conjunto de 4.000 millones (entre 3.500 y 4.500 millones).

La demanda total recibida incluyendo los tres plazos se situó en 10.488,61 millones de euros, más del doble del importe adjudicado.

“El resultado, por tanto, demuestra la elevada confianza que siguen manteniendo los inversores (ha habido órdenes de gran volumen por parte de creadores de mercado, lo que demuestra el apetito del inversor final) en un entorno de fuerte crecimiento económico y generación de empleo”, dijeron fuentes de Economía.

En el mercado de deuda, la rentabilidad de la deuda española bajaba al 1,73 por ciento desde el 1,85 por ciento de antes de la subasta -que era su nivel más alto desde marzo-, mientras la prima de riesgo bajaba a los 128 puntos, frente a los 133 puntos básicos -su cota más elevada desde abril-.

SUBEN LOS TIPOS EN UN BONO, BAJAN EN DOS

En las obligaciones ligadas a la inflación a 2024, el tipo marginal - el más alto, y por lo tanto más desfavorable para el emisor, al que el Tesoro aceptó solicitudes- fue del -0,036 por ciento, frente al 0,125 por ciento de una subasta del mismo bono en abril de este año.

También fue inferior el tipo marginal en la referencia a más largo plazo ofrecida -a 2029 y con cupón del 6,00 por ciento-, situándose en un 1,878 por ciento frente al 1,896 por ciento de la subasta anterior, también en abril.

El Tesoro también ofreció un nuevo Bono a 2022 con cupón del 0,45 por ciento, en el que el tipo marginal fue del 0,552 por ciento, más alto que en una emisión parecida que tuvo lugar en septiembre. A principios de dicho mes, se adjudicaron bonos a 2022 con cupón del 0,4 por ciento con un tipo marginal del 0,223 por ciento.

Las fuentes de Economía atribuyeron gran parte de la subida de interés en este caso al hecho de que no sean bonos equiparables.

“Casi la mitad del diferencial de rentabilidad entre esta subasta y la anterior (32,9 puntos básicos) se explica por la diferencia de plazo (seis meses más)”, dijeron.

“Por otro lado, la ratio de cobertura (relación entre la oferta y la demanda) se ha situado en 2,12 veces, una ratio de cobertura muy elevada para tratarse de una nueva referencia”, añadieron.

Pese a que la crisis catalana está dejándose notar en las rentabilidades de la deuda española, observadores del mercado destacan que el impacto estaría en cualquier caso limitado por las compras de bonos del Banco Central Europeo (BCE) como parte de su plan de estímulo a la inflación y la economía europea.

En lo que va de año, el Tesoro ha colocado ya el 86,3 por ciento de lo previsto para todo el ejercicio en bonos y obligaciones (132.900 millones).

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below