2 de agosto de 2017 / 12:54 / en 18 días

Las autoridades alemanas se reúnen con fabricantes de coches por la polución

Ministros alemanes y ejecutivos de la industria automovilística se reunirán el miércoles para acordar formas de reducir la polución en las ciudades, en un intento de evitar la prohibición de los vehículos diésel y restaurar la dañada reputación de la industria automovilística del país. En la imagen, Matthias Mueller, CEO de Volkswagen, y Dieter Zetsche, CEO de Daimler, durante una reunión sobre el futuro de los coches diésel en Berlín, el 2 de agosto de 2017.Axel Schmidt/POOL

BERLÍN (Reuters) - Ministros alemanes y ejecutivos de la industria automovilística se reunirán el miércoles para acordar formas de reducir la polución en las ciudades, en un intento de evitar la prohibición de los vehículos diésel y restaurar la dañada reputación de la industria automovilística del país.

Desde que Volkswagen admitió que había falseado las emisiones diésel en Estados Unidos en septiembre de 2015, el Gobierno de la canciller Angela Merkel se ha visto cuestionado por no hacer suficiente contra la contaminación y por estar demasiado cerca de la poderosa industria automovilística.

El tema se ha convertido en un asunto recurrente de cara a las elecciones del mes próximo y el Gobierno quiere mostrar que está dando pasos en un momento en el que los grupos ecologistas hacen progresos en los tribunales para forzar a ciudades importantes a prohibir los vehículos diésel.

Pero los ministros también son cautos de no dañar a una industria que es la principal exportadora del país y proporciona unos 800.000 empleos.

"Necesitamos una industria automovilística fuerte. Queremos que nuestros fabricantes continúen teniendo éxito en el mundo y sigan fabricando los mejores coches", dijo Armin Laschet, primer ministro de la región de Renania del Norte-Westfalia que alberga muchas plantas de coches.

"Tenemos que salvar el diésel, pero debe haber también un nuevo impulso hacia la era eléctrica", añadió.

Las espadas están en todo lo alto para la industria automovilística alemana desde hace semanas. Reino Unido y Francia han anunciado planes para prohibir todos los vehículos diésel y de gasolina, mientras que los principales fabricantes, BMW, Daimler, Audi, Porsche y VW están siendo investigados por los reguladores europeos por supuestas prácticas anticompetitivas.

Un sondeo de opinión publicado el miércoles por el periódico Die Welt mostró que el 73 por ciento de los alemanes querían que los políticos adoptaran una línea más dura con la industria automovilística por la contaminación del aire.

PROHIBICIÓN DE VEHÍCULOS

Fuentes del Gobierno y de la industria dijeron el martes que los fabricantes probablemente podrían ahorrarse costosos cambios de hardware en los motores y en su lugar podrían tener que llevar a cabo actualizaciones de software en alrededor de unos 2 millones de vehículos.

Si eso bastará para revivir las ventas de vehículos diésel o frenar la prohibición - como la prevista para Stuttgart, que fue confirmada por un tribunal regional la semana pasada - es otra historia.

"Las actualizaciones de software son mejor que nada, pero tengo dudas de que este acuerdo vaya a hacer que la gente empiece a compar diésels de nuevo", dijo Stefan Bratzel, responsible del 'think-tank' Centro de Gestión Automovilística cercano a Colonia.

La crisis de emisiones de VW llevó a una serie de revelaciones que mostraron que los vehículos diésel de la mayor parte de los fabricantes emitían bastante más óxido de nitrógeno tóxico (NOx) en carretera que lo que decían las pruebas de laboratorio usadas para evaluar la seguridad.

Eso ha afectado a la venta de vehículos diésel en Alemania ante la preocupación de los compradores sobre posibles restricciones a la conducción, lo que causó un quebradero de cabeza para los fabricantes que apostaban por la tecnología diésel para reducir las emisiones de dióxido de carbono que exige la normativa contra el cambio climático.

Stephan Weil, responsable del estado de Baja Sajonia que es cuna de VW, dijo que no esperaba que se resolvieran con rapidez los problemas del sector.

"La industria ha cometido graves errores, enormes errores durante muchos años", dijo Weil a la cadena ZDF. "No podremos limpiar una aberración que se desarrolló durante muchos años en meses o en apenas unos días".

Hay unos 15 millones de coches diésel en las carreteras alemanas, que contribuyen a aproximadamente un 40 por ciento de la contaminación por NOx en las ciudades más importantes, según el lobby ambiental DUH.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below