14 de julio de 2017 / 11:51 / en 2 meses

España lanza un plan extraordinario para invertir 5.000 millones en carreteras

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentó el viernes un plan extraordinario para mejorar la red de carreteras del país con una combinación de dinero público y privado de 5.000 millones de euros en un periodo de cuatro años. En la imagen, una carretera cerca en Sevilla, el 1 de agosto de 2015. REUTERS/Marcelo del Pozo

MADRID (Reuters) - Después del brusco parón en la obra pública que provocó la crisis económica, el Gobierno español presentó el viernes el plan de inversión en infraestructuras más ambicioso en una década para modernizar y completar su red de carreteras.

El plan, que combinará inversión pública y privada, fue anunciado por el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su objetivo es movilizar 5.000 millones de euros a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y sobre todo el sector privado, sin que se comprometa la senda de reducción de déficit pactada con Bruselas.

“El plan extraordinario de inversión en carreteras mediante colaboración público-privada nos permitirá cumplir el doble objetivo de invertir en carreteras y seguir siendo muy estrictos en las consignaciones presupuestarias”, dijo Rajoy en el Palacio de la Moncloa en Madrid.

Esta inversión adicional completará los 1.900 millones de euros que los presupuestos de este año han asignado a las carreteras y actuará sobre 2.000 kilómetros y 20 grandes corredores hasta 2020.

Concretamente, los nuevos fondos se destinarán a completar tramos de carreteras transeuropeas, a resolver cuellos de botella, a adaptar las vías a las nuevas exigencias de siniestralidad y medioambientales, y asegurar la conservación de todos los proyectos, con contratos de mantenimiento a 30 años.

Rajoy no entró en los detalles del plan, que se conocerán después del verano una vez el Gobierno se haya reunido con las distintas patronales sectoriales, pero sí avanzó el impacto económico de la inversión: un retorno fiscal para las arcas públicas de 3.000 millones de euros y cerca de 190.000 empleos.

El presidente no hizo comentarios sobre el futuro de las cerca de diez autopistas, en su mayoría radiales, que quebraron durante la crisis y cuyo rescate se sigue negociando con los acreedores, fondos de inversión que compraron la deuda de las concesionarias originales.

El pasado abril, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, dijo que el erario público tendría que pagar ahora mismo algo menos de 3.000 millones de euros en concepto de responsabilidad patrimonial y que estudiaba volver a licitar estas concesiones una vez nacionalizadas en vista del repunte del tráfico registrado con la recuperación económica del país.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below