8 de julio de 2017 / 14:23 / hace 4 meses

BREAKINGVIEWS- Una fusión eléctrica ibérica necesita una chispa doble

LONDRES (Reuters Breakingviews) - (El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son propias)

Un acuerdo energético en la Península Ibérica depende de que la chispa se encienda doblemente. La eléctrica española Gas Natural se ha acercado a su rival portuguesa EDP de cara a una eventual fusión de 35.000 millones de euros, informó Reuters el lunes. Esta unión tiene una lógica estratégica, pero también será necesaria la creatividad para que salgan las cuentas. En la imagen de archivo, aerogeneradores de EDP entre líneas eléctricas en el norte de Lisboa, el 13 de diciembre de 2011. REUTERS/Jose Manuel Ribeiro

Un acuerdo energético en la Península Ibérica depende de que la chispa sale en dos lados. La española Gas Natural se ha acercado a su rival portuguesa EDP de cara a una eventual fusión de 35.000 millones de euros, informó Reuters el lunes. Esta unión tiene una lógica estratégica, pero también será necesaria la creatividad para que salgan las cuentas.

Aunque ambas compañías insisten en que no están en conversaciones, esta consolidación transfronteriza tiene sentido. Los bancos y los operadores de telecomunicaciones españoles ya traspasaron la frontera con Portugal hace tiempo. Y aunque EDP tiene algunas operaciones en España, el solapamiento entre ambas es muy limitado. Gas Natural codicia la mayor presencia de EDP en energías renovables como la eólica y la solar.

Y ambas tienen también buen encaje en el exterior, ya que las actividades de Gas Natural en Chile y México se complementarían con los negocios de la portuguesa en Brasil y Estados Unidos.

Con una capitalización de mercado conjunta superior a los 30.000 millones de euros, la unión de ambas empresas se traduciría en un gran jugador europeo, por encima incluso de otros grupos europeos como Endesa, la alemana E.On y la francesa EDF.

Además se da la circunstancia de que EDP carece de la protección de un accionista doméstico ya que el Estado portugués vendió su participación restante del 21 por ciento a la china Three Gorges Corporation en 2011.

Con todo, hacer que un acuerdo funcione financieramente es un desafío. Las fusiones recientes entre eléctricas europeas se han sellado a valores de empresas de 9 a 10 veces el Ebitda o beneficio operativo bruto, según analistas de Morgan Stanley.

Una oferta en metálico en la parte baja de ese rango implicaría una modesta prima del 24 por ciento para los accionistas de EDP, según cálculos de Breakingviews.

Y añadir al precio de compra la deuda combinada de las empresas (31.500 millones de euros a finales de marzo) dejaría al grupo fusionado con un apalancamiento de más de 5 veces el Ebitda estimado para este año, sin tener en cuenta posibles sinergias.

Esto sería una pesada carga incluso para un sector regulado. La combinación de ambas compañías necesitaría por tanto capital nuevo adicional. El primer accionista de Gas Natural, la española Criteria, podría inyectar más dinero o canjear su participación del 24 por ciento por otra más pequeña en el grupo ampliado.

Los retornos que promete la operación podrían ser el chispazo necesario.

Traducción de Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below