3 de julio de 2017 / 10:23 / en 3 meses

La cosecha de trigo de Siria se quedará lejos de las previsiones oficiales

El Gobierno sirio sobreestima ampliamente la cosecha prevista de trigo para este año, advirtieron fuentes oficiales, operadores y agricultores a Reuters, lo que podría derivar en problemas para alimentar a su población. En la imagen, un agricultor en Jdeidet Artouz, al sudeste de Damasco, en una fotografía de 19 de junio de 2017. REUTERS/Omar Sanadiki

DJADE AL-MUGHARA, Siria (Reuters) - El Gobierno sirio sobreestima ampliamente la cosecha prevista de trigo para este año, advirtieron fuentes oficiales, operadores y agricultores a Reuters, lo que podría derivar en problemas para alimentar a su población.

Mientras que el Gobierno del presidente Bachar al Assad espera para este año una cosecha de dos millones de toneladas, los agricultores y los agentes en los mercados de materias primas dicen que apenas llegará a la mitad.

“La producción es baja. No llegará a dos millones de toneladas”, dijo Omar Alouch, responsable del futuro consejo cívico de Al Raqa, todavía bajo el mando del Estado Islámico.

“La producción de este año para toda Siria será de alrededor de un millón de toneladas”, dijo.

Una fuente del Gobierno confirmó esta cifra, aunque el Ministerio de Agricultura mantiene su proyección de dos millones de toneladas.

Antes de la guerra, Siria estaba produciendo cuatro millones de toneladas de trigo, en años de buena cosecha, y exportaba 1,5 millones. En 2016, la cosecha se había visto reducida a 1,3 millones de toneladas.

Se estima que el Ejecutivo de Damasco necesita unos 1,5 millones de toneladas en la actualidad para alimentar a la población que vive en las zonas bajo su control directo.

Las secuelas del conflicto, que comenzó en marzo de 2011 y que ha causado la muerte de 320.000 personas y destrozado numerosas ciudades y campos, se harán sentir durante años, advierten muchos sirios.

El destino de Moussa Hamada en el pueblo de Djade al-Mughara, cerca de Raqa, ilustra las dificultades de muchos agricultores sirios pequeños.

Cuando los yihadistas del Estado Islámico llegaron hace tres años, Hamada dijo que tenía la oportunidad de escapar con su familia. “Mi hijo y yo fuimos pudimos escapar antes de que trataran de decapitarnos”, dijo.

“Pero ahora no me queda nada más. Me robaron mis existencias. Ya no tengo ni tractor ni bomba de agua.”

En la mayor parte del país, los silos de trigo están vacíos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below