28 de junio de 2017 / 13:31 / hace 5 meses

Fuentes cercanas a Draghi dicen que los mercados le malinterpretaron

SINTRA, Portugal (Reuters) - El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, intentó comunicar que el organismo tendrá tolerancia a un periodo de inflación débil y no que prepara un ajuste inminente de la política monetaria, dijeron fuentes cercanas al dirigente italiano, después de que sus comentarios en la víspera que causaron una escalada del euro.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, intentó comunicar que el organismo tendrá tolerancia a un periodo de inflación débil y no que prepara un ajuste inminente de la política monetaria, dijeron fuentes cercanas al dirigente italiano, después de que sus comentarios en la víspera que causaron una escalada del euro. En la imagen, Draghi durante una rueda de prensa en Tallín, Estonia, el 8 de junio de 2017. REUTERS/Ints Kalnins

El BCE declinó emitir declaraciones.

Las declaraciones de Draghi del martes, consideradas un giro hacia un endurecimiento de la política monetaria, provocaron una marcada subida del euro y la rentabilidad de los bonos.

Las fuentes dijeron que Draghi quería reconocer los recientes y fuertes datos económicos y preparar al mercado para una decisión en otoño sobre el futuro del programa de compra de bonos por 2,3 billones de euros pero sin hacer ningún compromiso.

También quería indicar que el BCE no introducirá automáticamente políticas de alivio debido a la actual ralentización de la inflación, que se situó en el 1,2 por ciento en junio y se prevé que ronde esos niveles durante el próximo año.

En su lugar, el banco central está preparado para dejar que los precios tarden más en alcanzar su objetivo, justo por debajo del 2 por ciento, incluso aunque la inflación lleva más de cuatro años sin lograrlo.

Pero el discurso estaba lleno de advertencias, que también implican que el BCE todavía está dispuesto a introducir medidas de aliviar en la política si las condiciones de financiación se endurecen como resultado de, por ejemplo, un euro más fuerte o mayores rentabilidades en Estados Unidos o Europa, dijeron las fuentes, que hablaron con la condición de permanecer en el anonimato.

“El mercado no tomó nota de las advertencias en el discurso de Draghi”, dijo uno de ellos.

Los operadores interpretaron los comentarios como una señal de que el BCE estaba preparándose para empezar a reducir el programa en enero como muy pronto, una decisión que los responsables dijeron que aún no se había abordado y que finalmente dependerá de la inflación y otros datos económicos en los próximos meses.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below