26 de junio de 2017 / 18:33 / hace 5 meses

Los consejos de Bankia y BMN se reúnen para discutir la fusión

MADRID (Reuters) - Los consejos de administración de Bankia y de Banco Mare Nostrum (BMN) celebran en la tarde del lunes reuniones en las que se aborda la integración mediante un canje de acciones de las dos entidades controladas por el Estado, según dijeron dos fuentes cercanas al proceso.

Los consejos de administración de Bankia y de Banco Mare Nostrum (BMN) celebran en la tarde del lunes reuniones en las que se aborda la integración mediante un canje de acciones de las dos entidades controladas por el Estado, según dijeron dos fuentes cercanas al proceso. En la imagen, el logo de Bankia en la sede del grupo antes de una rueda de prensa en Madrid, 30 de enero de 2017. REUTERS/Sergio Pérez

“Está habiendo reuniones para tratar el acuerdo esta tarde aunque puede que el acuerdo no se alcance esta noche”, dijo una de las fuentes con conocimiento de las reuniones, en las que se determinará el precio del canje.

Portavoces de las dos entidades no quisieron realizar comentarios.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo la semana pasada que confiaba en que el acuerdo estaría listo en cuestión de días o semanas.

Las dos entidades encargaron en marzo informes de asesores para evaluar la fusión, cuyo cierre esté previsto para el último trimestre de este año.

El FROB, el fondo de rescate de la banca española, dio en marzo luz verde a la fusión de las dos entidades nacionalizadas al considerarla como la mejor forma de recuperar el dinero de los contribuyentes.

En el marco del crédito que concedieron los socios europeos a España para rescatar a su sector financiero, el grupo BFA-Bankia ha recibido un total de 22.424 millones de euros en ayudas públicas, mientras que BMN adeuda al Estado 1.645 millones de euros. La participación del Estado en la cotizada Bankia es del 66 por ciento y en BMN del 65 por ciento.

Estas ayudas serán difícilmente recuperables teniendo cuenta el valor actual de las dos entidades, aunque será una de las pocas operaciones de salvamento en las que se reintegre parte de lo aportado con fondos públicos con la futura privatización del nuevo grupo.

Las valoraciones que maneja la agencia estatal FROB sitúan el valor de BMN en 1.061 millones, con lo que la participación pública tendría un precio de 690 millones de euros, mientras que en el caso de Bankia su capitalización bursátil ronda los 11.500 millones, dando un valor al 66 por ciento del Estado de unos 7.600 millones de euros.

Según un informe encargado por el FROB a un asesor privado, la fusión de las dos entidades, cuyo balance se vio muy deteriorado por la debacle del inmobiliario español, proporcionaría a las arcas del Estado 401 millones de euros más que la venta por separado.

Bankia tiene activos de 190.000 millones de euros y 1.855 oficinas (a diciembre de 2016 y sin incluir los activos de su matriz BFA), mientras que BMN cuenta con 39.000 millones en activos y 659 sucursales (a septiembre de 2016).

FUTURA DESINVERSIÓN

Pese a la presencia del Estado en ambas entidades, la operación no está exenta de obstáculos, entre ellos la necesidad de proteger los intereses de los accionistas minoritarios de Bankia, cuya fallida salida a bolsa en 2011 acabó en rescate con dinero público y ha llevado a la investigación de los antiguos gestores de la entidad, el Banco de España y la CNMV.

Tras la fusión, el Gobierno tiene previsto privatizar en última instancia el nuevo grupo mediante la colocación en el mercado de paquetes accionariales en función de la evolución del mercado, hasta el plazo máximo permitido, en principio diciembre de 2019.

La eventual desinversión supondría un paso más para completar el saneamiento de la banca española tras la crisis que sacudió España entre 2008 y 2013.

La reestructuración del sector financiero español en estos últimos años sector ha llevado a una reducción del número de entidades de 55 a 13 y unas ayudas al sector no recuperables de más de 60.000 millones, según estimaciones del Banco de España.

Uno de los últimos capítulos de este proceso fue la reciente adjudicación de Banco Popular a Santander por el precio simbólico de un euro tras la intervención de las autoridades europeas.

Bankia llegó a perder más de 19.000 millones de euros en 2012, un ejercicio en el que las pérdidas de BMN se situaron en más de 2.400 millones de euros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below