25 de junio de 2017 / 15:09 / hace 4 meses

Las tecnológicas buscan asegurar el suministro de memorias mientras llega el iPhone 8

Los fabricantes de electrónica de todo el mundo luchan para hacerse con chips de memoria y poder mantener funcionando las líneas de producción mientras el nuevo iPhone 8 de Apple que se espera durante este año amenaza con empeorar la escasa oferta global de memorias. En la imagen de archivo, una empleada de Samsung muestra chips y tarjetas de memoria NAND flash en una conferencia de prensa en Seúl. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

SEÚL (Reuters) - Los fabricantes de electrónica de todo el mundo luchan para hacerse con chips de memoria y poder mantener funcionando las líneas de producción mientras el nuevo iPhone 8 de Apple que se espera durante este año amenaza con empeorar la escasa oferta global de memorias.

Aunque los pesos pesados como Apple y Samsung Electronics Co Ltd - que también es el principal fabricante mundial de chips de memoria - no quedarán seriamente afectados, fuentes del sector y analistas dicen que algunas empresas están pagando primas para asegurarse contratos a mayor plazo.

Otros realizan pedidos antes de lo normal para asegurarse de que sus peligrosamente bajos inventarios no se secan por completo.

“Después de que aparecieran cortes en el suministro adelantamos nuestras decisiones de abastecimiento... para asegurar un suministro estable”, dijo el fabricante de teléfonos LG Electronics Inc en un comunicado, añadiendo que había adelantado las decisiones trimestrales de compra en alrededor de un mes.

Las tecnologías de fabricación de chips cada vez son más complejas, elevando los costes de inversión y con un menor crecimiento de la producción mientras algunos proveedores pasan apuros para mejorar su rentabilidad. Eso ha provocado que los precios de algunos chips se dupliquen o tripliquen respecto a hace un año.

Algunos analistas dicen que los fabricantes de dispositivos podrían verse forzados a reducir la cantidad de chips DRAM, que ayuda a los aparatos a realizar múltiples tareas a la vez, o de chips NAND, usados para el almacenamiento de datos a largo plazo, en los nuevos productos si no logran suficientes chips.

Una fuente de un proveedores de chips dijo a Reuters que un puñado de sus clientes han pasado a acuerdos de suministro de seis meses, aceptando mayores precios que los habituales acuerdos trimestrales o mensuales, para asegurarse de que tienen suficientes memorias para sus productos.

“El problema será más agudo para el mercado de las NAND, donde el iPhone sigue siendo una fuente de demanda clave dado su enorme volumen de ventas y los recientes pasos para incrementar la capacidad de almacenamiento del dispositivo”, dijo la fuente, que rechazó ser identificada porque no estaba autorizada a hablar públicamente sobre el asunto.

INVENTARIOS AJUSTADOS

Ya ha habido señales de tensión: los consumidores criticaron a Huawei Technologies Ltd después de que se descubriera que la firma china usó una mezcla de chips menos avanzados y potentes en su teléfono P10 que llevó a significativas variaciones en su comportamiento.

Huawei no respondió a solicitudes de comentarios sobre sus planes respecto a chips de memoria.

Alrededor de un 18 por ciento de la oferta global anual de chips NAND la compra Apple, según analistas. En los últimos años, los fabricantes han aumentado habitualmente el inventario en el primer semestre para evitar la escasez que provoca Apple, que generalmente desvela su último modelo de iPhone en septiembre.

Pero la escasez en el primera mitad del año ha dejado a muchos en apuros.

Si el gigante estadounidense optara por producir más iPhones de lo habitual o aumentar la proporción de sus modelos de más almacenamiento, eso provocaría más escasez para otras empresas. Algunos analistas estiman que Apple podría encargar hasta 100 millones de nuevos iPhone 8 este año, frente a los 82,3 millones de iPhone 7 que Cowen & Co. estima para 2016.

Apple rechazó hacer comentarios sobre sus planes de compra de chips de memoria.

Los fabricantes han asignado más capital en los últimos años para impulsar la producción de chips NAND, cuya escasez ha sido fuerte debido a la fuerte demanda de productos de alta gama con gran almacenamiento. Samsung comenzará la producción de NAND con una planta de 14.000 millones de dólares en Corea del Sur en el segundo semestre, mientras que SK Hynix comenzará a fabricar sus nuevos productos NAND de alta gama en los próximos meses.

Los analistas dicen que hasta 2018 no se materializará significativamente una mayor oferta.

SK Hynix dijo a Reuters en un comunicado que ha cumplido las fechas de entrega, pero reconoció que las condiciones de la oferta son difíciles, apuntando que sus niveles de inventarios estaban en mínimos y con pocas perspectivas de crecer a corto plazo por la fuerte demanda.

Samsung rechazó hacer comentarios sobre el aprovisionamiento de chips para sus productos electrónicos ni de los niveles de sus inventarios para su negocio de memorias.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below