25 de junio de 2017 / 14:49 / en 3 meses

Las grandes empresas, las que más consumen energías renovables en EEUU

Grandes corporaciones estadounidenses como Wal-Mart y General Motors se han convertido en algunos de los mayores compradores de energía renovable de Estados Unidos, dando impulso al crecimiento en una industria considerada clave para ayudar a Estados Unidos a reducir sus emisiones de CO2. En la imagen de archivo, un hombre en una instalación de paneles solares en un tejado de la sede de Google, en Mountain View, California, REUTERS/Kimberly White - RTS17LJE

LOS ÁNGELES (Reuters) - Grandes corporaciones estadounidenses como Wal-Mart y General Motors se han convertido en algunos de los mayores compradores de energía renovable de Estados Unidos, dando impulso al crecimiento en una industria considerada clave para ayudar a Estados Unidos a reducir sus emisiones de CO2.

    El año pasado casi 40 por ciento de los contratos eólicos en Estados Unidos fueron firmados por usuarios corporativos, junto a clientes universitarios y militares. El porcentaje se compara con sólo el 5 por ciento en 2013, según la patronal estadounidense de energía eólica (AWEA, por sus siglas en inglés).

Estos usuarios también representaron un insólito 10 por ciento del mercado de proyectos solares de gran escala en 2016, según cifras de la consultora GTM Research. Apenas dos años antes no había ninguno.

    El principal motivo: rebajar la factura energética.

Los costes para desarrollar energía solar y eólica se están desplomando gracias a los avances tecnológicos y a la mayor producción mundial de paneles fotovoltaicos y aerogeneradores. Esto, unido a exenciones fiscales y otros incentivos, ha hecho que grandes consumidores de energía como GM encuentren que las energías renovables pueden ser competitivas y a menudo más baratas que las fuentes convencionales de electricidad.

    El fabricante de automóviles ha llegado a acuerdos con dos parques eólicos de Texas que pronto suministrarán energía eléctrica suficiente para alimentar más de una docena de instalaciones de GM, entre ellas la planta de ensamblaje de vehículos utilitarios deportivos (SUV) en Arlington, Texas, donde se fabrican modelos como el Chevrolet Tahoe, el Cadillac Escalade y el GMC Yukon.

La empresa ya se está ahorrando 5 millones de dólares al año en todo el mundo, según Rob Threlkeld, director mundial de energía renovable para GM, que se ha comprometido a que el 100% de la energía que consuma en 2050 proceda de fuentes limpias.

    “Ha sido principalmente impulsado por la economía”, dijo Threlkeld. “Los costes de energía eólica y solar están bajando tan rápido que lo hizo factible”.

    (Para un gráfico que muestra la fiebre corporativa de energía verde, véase: tmsnrt.rs/2spS81j)

“Principalmente ha sido porque salen las cuentas”, dijo Threlkeld. “Los costes de la energía eólica y solar están bajando tan rápido que lo han hecho factible”.

(Gráfico que muestra el apetito de las grandes corporaciones por las energías verdes: tmsnrt.rs/2spS81j)

Paradójicamente, esta creciente demanda corporativa por energías verdes se produce en un momento en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defiende los combustibles fósiles y considera que las regulaciones medioambientales están destruyendo empleo. Este mismo mes, Trump anunció que se retiraría del acuerdo de París contra el cambio climático, una decisión condenada por varios ejecutivos prominentes del país, entre ellos, el co consejero delegado de General Electric, Jeff Immelt.

Sin embargo, el gobierno de Trump todavía no ha tocado los incentivos fiscales federales para proyectos de energía renovable, gracias principalmente al apoyo bipartidista en el Congreso. Muchos legisladores republicanos proceden de estados que son grandes productores de energía solar o eólica, entre ellos Texas, Oklahoma y Iowa.

Mientras tanto, las compañías estadounidenses están llevando a cabo sus propias agendas de energías limpias, independientes de la política de Washington. Durante los últimos cuatro años, las corporaciones han contratado cerca de 7 gigawatios de energía renovable, suficiente para suministrar electricidad a más de 1 millón de hogares. Se espera que ese número aumente a 60 GW en 2025, según el Instituto de la Fundación Edison para la Innovación Eléctrica, una organización sin ánimo de lucro con sede en Washington DC.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below