28 de mayo de 2017 / 8:29 / en 4 meses

Los tipos de interés ponen en duda el optimismo presupuestario de Trump

Si el presupuesto del presidente Donald Trump pone en marcha un auge económico que dispare el crecimiento al 3 por ciento anual, como prevé su Gobierno, el endeudamiento público costará mucho más de lo que se ha proyectado en las cuentas públicas. En la imagen, Trump durante la reunión del G7 en Taormina, Sicilia, Italia, 27 de mayo de 2017. REUTERS/Stephane de Sakutin/Pool

WASHINGTON - Si el presupuesto del presidente Donald Trump pone en marcha un auge económico que dispare el crecimiento al 3 por ciento anual, como prevé su Gobierno, el endeudamiento público costará mucho más de lo que se ha proyectado en las cuentas públicas.

Además de costarle más al Estado, el aumento de los tipos podría frenar el gasto de los hogares y las empresas, dañando ese mismo crecimiento con el que cuenta la administración para eliminar los déficit públicos durante la próxima década.

Los economistas dicen que existe un vínculo borroso, pero directo, entre el crecimiento económico y el bono del Tesoro a 10 años que se utiliza como referencia para los presupuestos.

Si la economía de Estados Unidos acelera su expansión y empieza a crecer a un 3 por ciento de manera sostenida, los rendimientos de los bonos del Tesoro probablemente se moverían mucho más allá del tipo del 3,8 por ciento que la administración ha proyectado, posiblemente acercándose al 5 por ciento si atendemos a los registros históricos.

Esto empujaría a la Reserva Federal a una amplia reevaluación de su propia estrategia monetaria, que hasta ahora ha consistido en aumentos graduales de los tipos de interés para mantener la economía en crecimiento.

“La regla general es que el rendimiento promedio de 10 años debería estar cerca del crecimiento del producto interior bruto”, que en el presupuesto actual sería del 5 por ciento incluyendo una tasa de inflación proyectada de alrededor del 2 por ciento, dijo Paul Ashworth, jefe de análisis macroeconómico estadounidense para Capital Economics.

“El presupuesto de Trump es un retorno al mundo de antes de la crisis financiera”, donde la curva de tipos, desde los préstamos a corto plazo de la Fed a los bonos a más largo plazo, era más alta en todos los plazos, dijo.

El efecto neto sobre los tipos de interés sería complejo, dependiendo de si el déficit público disminuye realmente como la administración sostiene - un hecho que compensaría el mayor coste de emisión de nuevos bonos - y de cómo afecta al crecimiento económico un entorno de tipos más altos.

También dependerá de cómo reaccione la Fed, y de si la inflación en ese contexto se mantiene controlada en un 2 por ciento.

La proyección de los tipos del Tesoro es solo uno de los supuestos en el presupuesto de Trump que han criticado los economistas, muchos de los cuales consideran muy poco realista un regreso a crecimientos del 3 por ciento.

En la actualidad se cree que la tendencia de crecimiento del PIB estadounidense es de en torno al 2 por ciento, un nivel bajo en términos históricos pero considerado normal para una economía que envejece, y en la que se ha ralentizado el crecimiento anual en la productividad de los trabajadores.

¿UN PROBLEMA DE UN BILLÓN DE DÓLARES?

Después de la crisis financiera de 2007-2009, en un entorno de bajo crecimiento e inflación moderada, la Reserva Federal ha mantenido los tipos a corto plazo en mínimos récord durante una década.

Otros rendimientos de los bonos también han caído: los títulos del Tesoro a 10 años estaban habitualmente en una horquilla de entre el 5 y el 6 por ciento o más en la década de 1990, un período de fuerte crecimiento de la economía y la productividad.

En los últimos años ha oscilado entre el 2 por ciento y el 3 por ciento.

Subestimar el probable salto en los rendimientos del Tesoro tendría un impacto inmediato en las proyecciones de Trump, dijo Marc Goldwein, directivo del Centro para un Presupuesto Federal Responsable. A lo largo de una década, una desviación de 1 punto porcentual agregaría aproximadamente un billón de dólares a la deuda federal, dijo.

También cambiaría la dinámica financiera del país al adaptarse las empresas y los hogares, desde un mundo de dinero casi gratis a uno donde el endeudamiento exige una penalización más pronunciada.

Los tipos que contempla el presupuesto de Trump “parecen bajos dada la tasa de crecimiento, y hay implicaciones”, dijo Goldwein. “Podría contrarrestar parcialmente el crecimiento del 3 por ciento” si los consumidores y las empresas reducen el endeudamiento, dijo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below