28 de abril de 2017 / 11:41 / hace 8 meses

España proyecta crecer de media un 2,5% hasta 2020 con medio millón de empleos al año

MADRID (Reuters) - Con motivo de la elaboración del plan de estabilidad que España ha de remitir a Bruselas en las próximas horas, el Gobierno oficializó el viernes una revisión al alza de sus proyecciones de crecimiento, que contemplan un alza media del PIB de 2,5 por ciento hasta 2020 y una mejora sustancial del empleo.

Con motivo de la elaboración del plan de estabilidad que España ha de remitir a Bruselas en las próximas horas, el Gobierno oficializó el viernes una revisión al alza de sus proyecciones de crecimiento, que contemplan un alza media del PIB de 2,5 por ciento hasta 2020 y una mejora sustancial del empleo. En la imagen, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ofrece una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa en Madrid, el 31 de marzo de 2017. REUTERS/Sergio Pérez

En línea con lo adelantado por el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, el objetivo oficial para el PIB de 2017 es ahora del 2,7 por ciento frente al 2,5 por ciento proyectado hasta el momento.

En la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, el titular de Economía, Luis de Guindos, sugirió que la proyección se verá superada si, como espera, se mantiene el ritmo de expansión.

Esta misma mañana, la oficina nacional de estadística estimó que en el primer trimestre la economía nacional mantuvo el vigor y creció un 0,8 por ciento en el primer trimestre.

“Si nosotros anualizamos este crecimiento trimestral, nos vamos a crecimientos trimestrales anualizados por encima del tres por ciento y eso lo que indica es que esa inercia, que todo indica que se va a mantener, hace que nuestra previsión sea muy cauta y muy prudente”, dijo Guindos.

La previsión para 2017 es, de hecho, una décima inferior a lo estimado por el Banco de España y también está por debajo del consenso de analistas, que según Guindos también actualizarán sus proyecciones.

El Ejecutivo también mejoró en una décima, hasta el 2,5 por ciento, su previsión para el PIB de 2018, mientras que solo contempla una breve desaceleración hasta niveles del 2,4 por ciento en los años 2019 y 2020.

El Gobierno prevé que ese sólido crecimiento económico vaya acompañado de una continuada reducción del déficit publico, que bajaría en 2020 al 0,5 por ciento del PIB -correspondiente únicamente a la Seguridad Social-, con una deuda pública en ese año situada en el 92,5 por ciento.

Guindos destacó el “equilibrio” del modelo de un crecimiento apoyado en una mejora del empleo, las exportaciones y la persistencia de un fuerte ritmo de consumo.

La fortaleza de una de las principales industrial del país, el turismo - en marzo el país recibió más turistas que en 2016 incluso sin Semana Santa- probablemente seguirá impulsando también el crecimiento en un año en el que se espera un nuevo récord en la llegada de visitantes extranjeros.

La semana pasada, en su informe sobre las perspectivas de la economía internacional, el Fondo Monetario Internacional ya destacó a España entre los países con mejores proyecciones y elevó en tres décimas hasta el 2,6 por ciento.

“Aunque algunos factores que han impulsado el crecimiento económico en los países desarrollados, como el precio del petróleo, la política monetaria expansiva o el tipo de cambio del euro se moderan, España se mantiene a la cabeza del crecimiento entre las principales economías”, dijo Economía.

En este panorama de bonanza económica, la elevada deuda (cerca del 100 por ciento del PIB y más de 60 puntos por encima del nivel precrisis) y déficit públicos continúan siendo, junto con el desempleo, los principales caballos de batalla de un gobierno en minoría que sigue recibiendo recomendaciones de no cejar en las reformas y la consolidación fiscal.

En una comparecencia en el Congreso esta misma semana, el gobernador del Banco de España calificó de optimistas las proyecciones de ingresos que el gobierno ha incluido en su proyecto de presupuestos para este año (que todavía requiere de aprobación parlamentaria).

En este sentido, animó a un “seguimiento continuo” de la recaudación para poder reaccionar en caso de que se materializasen algunos de los riesgos para el objetivo de déficit.

MEDIO MILLÓN DE EMPLEOS AL AÑO

Economía proyecta que se mantengan niveles de superávit por cuenta corriente próximos al 2 por ciento del PIB durante cuatro años más, encadenando ocho ejercicios consecutivos de saldo positivo.

“España es competitiva. Esto es una señal de sostenibilidad del modelo de crecimiento de la economía española”, dijo Guindos tras asegurar que el crecimiento favorecerá la creación de empleo con medio millón de puestos de trabajo al año.

En concreto, el Ejecutivo contempla que la tasa de paro en términos de EPA descienda desde el 16,6 por ciento previsto a finales de 2017 hasta el 12,9 por ciento en 2019 y el 11,2 por ciento en 2020.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below