13 de abril de 2017 / 6:33 / en 7 meses

Dos motivos para el creciente resquemor de los italianos hacia el euro

LONDRES (Reuters) - Es posible que la mayor amenaza existencial para la zona euro ya no se centre en pequeños países periféricos como Grecia y Portugal, sino en la perspectiva de que su tercera economía más grande, Italia, abandone la nave.

Es posible que la mayor amenaza existencial para la zona euro ya no se centre en pequeños países periféricos como Grecia y Portugal, sino en la perspectiva de que su tercera economía más grande, Italia, abandone la nave. En la imagen, una moneda de dos euros sobre un mapa en una fotoilustración hecha en Roma, Italia, el 3 de febrero de 2017. REUTERS/Tony Gentile

Dos informes económicos recientes muestran lo que el euro ha significado para los italianos y por qué los sondeos sugieren que ya no son partidarios de la moneda única. Uno sugiere que son más pobres como resultado de ser parte del bloque de la moneda y el otro que Italia está perdiendo competitividad en sus relaciones comerciales.

Una salida de Italia del bloque es un riesgo lejano para el bloque de divisas, pero no resulta inimaginable.

El movimiento italiano 5 Estrellas, que quiere salir del euro a través de un referéndum, ha estado creciendo en las encuestas de opinión recientemente, consiguiendo hasta un tercio de los votos en un sondeo de marzo del Corriere Della Sera, mientras que la anti-UE Liga Norte recibiría otro 12 o más.

Pero la decisión final de si salir de la eurozona se resumiría en si los votantes italianos creen que los aproximadamente 15 años de la moneda habían sido buenos o malos para ellos.

Los análisis recientes sugieren que ha sido lo último. Analicemos, en primer lugar, cuánto tienen los italianos para gastar.

Un informe de diciembre de Eurostat, la agencia de estadísticas de la Unión Europea, examinó el PIB per cápita - la economía dividida por su población - en términos de poder adquisitivo entre 2004 y 2015.

Tomando una base de 100 para los 28 países juntos de la UE, la potencia Alemania subió de 120 a 124 durante el período. Italia, sin embargo, bajó de 110 a 96.

Esto deja a Italia más cerca de economías emergentes como la República Checa, Eslovaquia y Eslovenia que de Alemania. Francia se mantuvo prácticamente sin cambios en 106.

Esto significa que simplemente en términos de lo que pueden comprar, los italianos son más pobres de lo que lo eran en 2004, pocos años después de que dejaran la lira.

Ver gráfico: bit.ly/2oyedZ1

TU EURO, MI EURO

En segundo lugar, algunos hallazgos de este mes del grupo de análisis World Economics sugieren que los problemas de Italia desde su vinculación monetaria con Alemania están aumentando.

Alemania se ha vuelto mucho más competitiva como miembro de la zona euro. En comparación, Italia no lo ha hecho.

World Economics toma una cesta de bienes y servicios representativos en dólares estadounidenses y lo compara en términos de poder adquisitivo con el coste en otras monedas. El resultado es su Índice Mundial de Precios (WPI por sus siglas en inglés).

Para la zona euro, el índice permite comparaciones contrarias al sentido común entre los países miembros, esencialmente por la “creación” de euros alemanes, euros franceses, euros italianos y así sucesivamente.

En los últimos dos años, el “euro italiano” pasó de ser sobrevalorado en un 3 por ciento a infravalorado en un 4 por ciento en el WPI, lo que en la práctica es una posición mejor frente al dólar.

Pero la diferencia entre el “euro italiano” y el “euro alemán” se ha ampliado en dos puntos porcentuales, ya que este último se ha infravalorado un 14 por ciento.

Esto significa que las empresas italianas que exportan a Alemania, su principal destino, están enfrentando peores condiciones que antes. También hace que las importaciones alemanas sean más baratas y por lo tanto más competitivas en el mercado interno.

La economía mundial apunta a otros países de la eurozona que tienen un problema peor - Francia y Grecia, por ejemplo -, pero sugiere que Italia es una nueva frontera de peligro para la zona euro.

“Italia parece convertirse en la próxima ficha del ‘dominó’ en sufrir por la fuerza de la economía alemana, ya que las tendencias se han vuelto mucho más pronunciadas en los últimos 12 meses”, dijo en una nota.

Ver gráfico: bit.ly/2o4PiYW

Es posible que nada de esto lo esté causando el euro en sí mismo, o que no sea suficiente para contrarrestar los beneficios de la puesta en común de una moneda y la protección que puede traer.

Sin embargo, añadido a otros factores -un crecimiento anual del PIB que lucha por alcanzar el 1 por ciento, por ejemplo, o la disminución de la inversión de capital en negocios e infraestructuras-, contribuye de alguna manera a explicar por qué menos italianos dicen a los encuestadores que el euro es algo positivo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below