4 de abril de 2017 / 8:08 / en 8 meses

El Estado prestará hasta 10.192 millones a la S.Social para pagar pensiones

MADRID (Reuters) - El Gobierno español presentó el martes en el Congreso el proyecto de presupuestos para 2017, el primero que presenta sin contar con mayoría parlamentaria, y que como novedad incluye un préstamo de hasta 10.192 millones de euros para equilibrar las cuentas de la Seguridad Social y pagar las pensiones.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2017 contemplan un préstamo de 10.192 millones de euros para equilibrar las cuentas de la Seguridad Social, que están déficit desde hace años, según consta en el borrador de las cuentas para este año. En la imagen, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el 31 de marzo de 2017 en la presentación del borrador de los presupuestos. REUTERS/Sergio Pérez

Con estos presupuestos, el Gobierno del Partido Popular prevé dar un gran paso hacia la reducción del déficit público y recortarlo hasta el 3,1 por ciento del PIB desde el 4,3 por ciento del año pasado, pero su aprobación, prevista si todo va bien a finales de junio, no está aún garantizada.

En un país con casi nueve millones de pensionistas y 17,7 millones de trabajadores en activo (una relación de dos a uno), el gasto en pensiones ocupa la mayor partida presupuestaria, con casi 140.000 millones de euros incluidos en las cuentas de 2017, lo que supone el 40 por ciento del gasto total y un 3,1 por ciento más que en 2016.

El nuevo préstamo incluido en los presupuestos, que se financiará con emisiones de deuda del Tesoro, permitirá no dejar a cero en este ejercicio el fondo de reserva que se utiliza habitualmente para pagar las pagas extraordinarias de verano y navidad, y que es popularmente conocido como la “hucha de las pensiones”.

“La intención es no agotar el fondo de reserva”, dijo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa de presentación de los presupuestos en el Congreso, sin precisar cuánto dinero dejaría en la “hucha” pero tratando a la vez de desdramatizar su extensivo uso.

En la actualidad, el fondo tiene 15.020 millones de euros, 4,5 veces menos que en 2011, cuando su patrimonio rondaba los 67.000 millones. En 2016, el gobierno de Mariano Rajoy usó 24.100 millones de euros de esta “hucha”, que fue creciendo durante los ya lejanos años de superávit de la Seguridad Social.

Tras cerrar el pasado ejercicio con un déficit de 18.096 millones de euros, o el 1,62 por ciento del PIB, este año el desfase de la Seguridad Social debe caer al 1,4 por ciento del PIB, y el Gobierno ha situado como una de sus prioridades una nueva revisión del sistema de pensiones para equilibrar mejor sus ingresos y gastos.

PRUEBA DE ESTABILIDAD

Durante la presentación de sus décimos presupuestos al frente del ministerio, Montoro subrayó que el gasto social suponía casi el 56 por ciento del presupuesto, y defendió el optimismo de sus previsiones de ingresos, con expectativas de incremento tributario del 7,9 por ciento, hasta un nivel de casi 201.000 millones de euros.

Según el Gobierno, el tirón del crecimiento económico, que se prevé que acabe superando el 2,5 por ciento previsto oficialmente, y el efecto de la inflación ayudarán a alcanzar esas cifras similares a las registradas antes de la crisis, hace diez años.

La tramitación de los presupuestos pondrá a prueba la capacidad del Gobierno para garantizar la estabilidad política del país haciendo concesiones a los nacionalistas, y despejaría el fantasma de un inminente adelanto electoral que no parece interesar demasiado a otras fuerzas de la oposición tras un 2016 marcado por la parálisis institucional.

Tras llegar a un acuerdo con Ciudadanos con el que reúne 169 escaños, el Gobierno consiguió el mismo martes el apoyo de la diputada de Coalición Canaria pero todavía tiene que lograr los seis votos que suman el PNV (5) y Nueva Canarias (1) para alcanzar los 176 que dan la mayoría absoluta en la Cámara.

Se prevé que los días 3 y 4 de mayo se celebre el debate de las enmiendas a la totalidad, pero no será hasta finales de junio tras pasar ya por el Senado (donde el PP tiene mayoría absoluta), cuando las cuentas se sometan a votación para recibir la luz verde final.

Este trámite casi se solapará con el inicio de la elaboración de las cuentas para 2018, ya que una semana después de la prevista entrada en vigor del presupuesto de 2017, el Ejecutivo aprobará el techo de gasto para el próximo ejercicio.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below