3 de abril de 2017 / 9:12 / hace 6 meses

Las fábricas de la eurozona sufren para satisfacer la demanda en marzo

A las fábricas de la zona euro les costó cumplir con la demanda el mes pasado pese al incremento de la actividad al ritmo más rápido en casi seis años, según una encuesta que mostró un nuevo incremento de precios el lunes. En esta fotografía de archivo, trabajadores en una planta de ensamblaje de Volkswagen en Dresde el 30 de marzo de 2017. REUTERS/Fabrizio Bensch/File Photo IMAGES

LONDRES (Reuters) - A las fábricas de la zona euro les costó cumplir con la demanda el mes pasado pese al incremento de la actividad al ritmo más rápido en casi seis años, según una encuesta que mostró un nuevo incremento de precios el lunes.

El Índice de Gerentes de Compras final del sector manufacturero (PMI, por sus siglas en inglés) para la zona euro, realizado por IHS Markit, subió a 56,2 en marzo, el nivel más alto desde abril de 2011, frente a 55,4 de febrero. La cifra estuvo en línea con una estimación preliminar, muy por encima de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

Un índice que mide la producción, que se incluye en un PMI compuesto que se conocerá el miércoles, subió a un máximo de casi seis años de 57,5 desde 57,3. La estimación preliminar era de 57,2.

“Claramente, el sector manufacturero de la zona euro está disfrutando de un buen momento a medida que nos adentramos en primavera, pero también está sufriendo los problemas típicos del crecimiento en lo que respecta a demoras en las entregas y aumentos de los costes”, dijo Chris Williamson, economista jefe de empresas en IHS Markit.

“El estudio también señala la mayor incidencia de retrasos en los plazos de entrega de los proveedores de casi seis años, subrayando cómo los proveedores están luchando para satisfacer la creciente demanda”, añadió.

Un subíndice que mide los plazos de entrega cayó a 41,9 desde 43,9, su lectura más baja desde mayo de 2011. Los pedidos nuevos subieron a pesar de que los precios se incrementaron al nivel más rápido que en cualquier mes desde junio de 2011.

Las señales de aceleración de la actividad y los aumentos de precios serán bien recibidos por el Banco Central Europeo, que lleva años sin lograr que la inflación se acerque a su objetivo.

La inflación se desaceleró en marzo mucho más de lo que los economistas encuestados por Reuters esperaban, debido sobre todo a una desaceleración del incremento de los precios de la energía, según mostraron el viernes estimaciones oficiales.

Los precios en los 19 países que comparten el euro subieron un 1,5 por ciento según Eurostat, frente a un máximo de cuatro años de un 2,0 por ciento registrado en febrero. El BCE quiere una inflación de poco menos del 2 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below