31 de marzo de 2017 / 12:49 / hace 8 meses

Investigación holandesa sobre evasión fiscal irrita a Suiza, Credit Suisse coopera

ÁMSTERDAM/ZÚRICH (Reuters) - Credit Suisse ha vuelto a ser arrastrado a otra investigación sobre si hubo clientes que usaron el banco suizo para evadir impuestos, después de que un chivatazo a los fiscales holandeses en relación con decenas de miles de cuentas sospechosas desencadenase una investigación internacional.

Credit Suisse ha vuelto a ser arrastrado a otra investigación sobre si hubo clientes que usaron el banco suizo para evadir impuestos, después de que un chivatazo a los fiscales holandeses en relación con decenas de miles de cuentas sospechosas desencadenase una investigación internacional. En la imagen de archivo, el logo del banco suizo Credit Suisse en una oficina de la entidad en Zúrich, Suiza. 18 de enero de 2017. REUTERS/Arnd Wiegmann

El jueves comenzaron a llevarse a cabo registros coordinados en Holanda, Reino Unido, Alemania, Francia y Australia, dijo la oficina holandesa para la persecución de delitos financieros (FIOD), habiéndose confirmado hasta ahora dos detenciones.

Las autoridades fiscales británicas dijeron que ellas también han abierto una investigación criminal por presuntos casos de evasión fiscal y blanqueo de dinero por parte de “una institución financiera global” y que en un principio se concentrarán en “empleados de gran responsabilidad”, además de un número no especificado de clientes.

“El alcance internacional de esta investigación envía un mensaje claro de que no hay un escondite para aquellos que intentan evadir impuestos”, dijo en un comunicado Her Majesty’s Revenue and Customs, el departamento británico responsable de cuestiones fiscales.

Ni las autoridades holandesas ni las británicas hicieron público el nombre del banco implicado. Sin embargo, Credit Suisse, el segundo mayor banco suizo, dijo que las autoridades locales habían visitado sus oficinas en Ámsterdam, Londres y París “en relación con cuestiones fiscales de clientes” y de que está cooperando.

El holandés FIOD incautó documentos administrativos, así como el contenido de cuentas bancarias, bienes inmuebles, joyería, un coche de lujo, cuadros caros y un lingote de oro de viviendas en cuatro pueblos y ciudades holandesas. Las personas arrestadas, una en La Haya y la otra en el pueblo de Hoofddorp, no fueron identificadas.

Las acciones provocaron la indignación de la oficina del fiscal general de Suiza, que dijo estar “desconcertado” por la forma en la que las autoridades holandesas habían manejado este asunto y que pedirá una explicación.

La portavoz del FIOD, Wietske Vissers, remitió las preguntas sobre las investigaciones en los otros países a sus respectivas políticas nacionales y a Eurojust, la agencia de la Unión Europea que coordina las persecuciones transfronterizas. Eurojust no estaba disponible de forma inmediata para realizar declaraciones.

Las acciones de Credit Suisse caían un 0,8 por ciento a las 1122 GMT, una caída más abrupta que la experimentada por el índice del sector bancario europeo, que perdía un 0,2 por ciento.

Para el banco con sede en Zúrich, este caso vuelve a poner sobre la mesa el espinoso asunto de la evasión fiscal, cuya sombra ha perseguido a los bancos suizos durante años después de que las mayores fortunas del mundo usaran las estrictas leyes de secretismo del país para ocultar dinero al fisco.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below