31 de marzo de 2017 / 5:43 / en 8 meses

España prepara sus primeros presupuestos con aprobado en déficit

MADRID (Reuters) - El gobierno en minoría de Mariano Rajoy tiene previsto aprobar el viernes en su reunión ordinaria del gabinete y con un retraso de ocho meses el borrador de unos Presupuestos Generales del Estado para 2017 que prometen ser socialmente generosos por primera vez desde la crisis.

El gobierno en minoría de Mariano Rajoy tiene previsto aprobar el viernes en su reunión ordinaria del gabinete y con un retraso de ocho meses el borrador de unos Presupuestos Generales del Estado para 2017 que prometen ser socialmente generosos por primera vez desde la crisis. En la imagen de archivo, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy (derecha) y el ministro de Hacienda en el Congreso en Madrid el 22 de octubre de 2013. REUTERS/Susana Vera

Y lo hace cumpliendo los deberes tras varios años sin alcanzar la meta de déficit después de un prologando bache económico, habiendo anunciado la víspera datos de ejecución presupuestaria que indican que el déficit público se situó en 2016 en el 4,33 por ciento del PIB (4,54 por ciento incluyendo las ayudas financieras), frente al 4,6 por ciento comprometido con Bruselas.

Claro que la autoridad europea rebajó en dos ocasiones este objetivo y otorgó dos años más hasta 2018 para que el país se ciña a un déficit inferior al tres por ciento del PIB.

La reactivación del empleo y el impulso económico - con un crecimiento del PIB del 3,2 por ciento - están detrás de la reducción del 12 por ciento en la brecha fiscal en 2016 también favorecida por una menor disposición de gasto y un descenso en el coste de intereses por la deuda.

En la cruz de la moneda, el principal escollo en el horizonte se centra en la senda del déficit de la Seguridad Social (1,62 por ciento del PIB en 2016) en un contexto de menores cotizaciones sociales por la caída de los sueldos y más gasto por el mayor número de pensionistas.

CON UNA PRUDENTE PROYECCIÓN DE PIB

El país, que opera con un presupuesto prorrogado tras vivir por primera vez en su historia diez meses con gobierno en funciones que obligaron a repetir elecciones, sigue mostrando síntomas de fortaleza económica, con crecimientos de PIB y empleo que están llevando a diversas instituciones a revisar sus proyecciones económicas para este año.

Aunque probablemente no modificará las grandes proyecciones del cuadro macroeconómico en el que se basan las cuentas, el objetivo de crecer este año un 2,5 por ciento podría ser revisado al alza en la actualización del programa de estabilidad a Bruselas a finales de abril si continúan los síntomas de fortaleza en empleo y consumo.

Mariano Rajoy, que en los últimos años aprovechó su mayoría absoluta para implementar reformas y recortes con los que satisfacer las exigencias de los mercados y de Bruselas, puede aprovechar el rumbo de la economía para hacer cesiones a una oposición que exige redimir a los ciudadanos de los sacrificios de los últimos años.

Ciudadanos, el partido que apoyó la investidura de Rajoy con la abstención del grupo socialista, se felicitaba el jueves de haber conseguido pactar con el gobierno unos presupuestos que comprometen 4.100 millones de euros en partidas sociales.

“Son los primeros presupuestos después de muchos años sin recortes sociales (...) sin volver a meter la mano en el bolsillo de la clase media, es decir, sin impuestos”, dijo el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que confía también en conseguir el indispensable apoyo de otras fuerzas para sacar adelante las cuentas.

En base al pacto con Ciudadanos, las cuentas incentivarán la economía productiva e incluirán partidas para “ayudar a la clase media trabajadora” y para la innovación así como un descenso del IVA cultural del 21 al 10 por ciento en espectáculos en vivo, una larga demanda del sector de las artes.

Con el horizonte temporal en mayo, estas y el resto de medidas incluidas en el Proyecto de Ley que aprobará hoy el Ejecutivo todavía deben salvar un difícil trámite parlamentario en el que el Partido Popular está tratando de ganarse los apoyos del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below