19 de marzo de 2017 / 9:47 / en 8 meses

Detenido un directivo de la cárnica BRF en una investigación sobre carne podrida en Brasil

RÍO DE JANEIRO (Reuters) - La policía brasileña detuvo el sábado a un ejecutivo de la empresa cárnica BRF SA, mientras esta compañía y su rival JBS SA publicaron anuncios a toda página para intentar limpiar su imagen ante las acusaciones de supuestos sobornos a funcionarios para ocultar condiciones antihigiénicas en sus instalaciones.

El ejecutivo de BRF Roney Nogueira se entregó a la policía para ser interrogado en el aeropuerto de Guarulhos, en Sao Paulo, según un portavoz de la firma. Al igual que JBS, BRF forma parte de una gran industria envasadora de carne que en los últimos años ha convertido a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales.

La policía buscaba a Nogueira, que regresaba a Brasil desde Sudáfrica, porque presuntamente habló de sobornar a inspectores sanitarios, incluido a uno que ayudó a evitar el cierre de una factoría en el estado de Goiás, según documentos judiciales.

La policía dijo que los registros policiales del viernes vinieron motivados por pruebas de que algunas productoras de carne pagaron a inspectores y políticos para que ignoraran el procesamiento de carne podrida y realizaran exportaciones con documentos fraudulentos e, incluso, hasta con trazas de salmonella.

En una iniciativa diseñada para destacar la importancia para Brasil de la agricultura, uno de los pocos sectores aún vibrantes en una economía que intenta dejar atrás dos años de recesión, el presidente Michel Temer tiene previsto reunirse el domingo con ejecutivos de la industria, dijo una portavoz del gobierno.

El sábado, JBS y BRF lanzaron una ofensiva de relaciones públicas para intentar frenar una crisis que amenaza a una industria con 12.000 millones de dólares en exportaciones anuales.

La empresa dijo en una declaración separada a los medios de comunicación que la detección de salmonella en cuatro contenedores de carne enviada desde la planta de BRF a Italia no violó ninguna normativa en Brasil o Europa, agregando que la cepa de la bacteria era considerada segura por los reguladores.

BRF también dijo que las acusaciones de que se había encontrado cartón en su carne de salchicha eran falsas.

João Gomes Cravinho, embajador de la Unión Europea en Brasil, dijo el sábado que el bloque había pedido a los funcionarios brasileños más información sobre los registros del viernes y si los problemas indicaban un problema sistémico o incidentes aislados.

“Tenemos que proteger la seguridad de los consumidores”, dijo.

Los inversores golpearon el viernes las acciones de ambas compañías tras las informaciones de los registros. JBS cayó un 11,0 por ciento, mientras que BRF cayó un 7,0 por ciento en la bolsa de Sao Paulo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below