16 de marzo de 2017 / 12:28 / en 8 meses

La visita del rey saudí a China podría suponer acuerdos por $65.000 millones

BEIJING (Reuters) - El rey Salman de Arabia Saudí supervisó la firma de acuerdos que podrían alcanzar los 65.000 millones de dólares en el primer día de una visita a Beijing el jueves, en un momento en el que el mayor exportador de petróleo del mundo busca estrechar lazos con la segunda mayor economía global.

El rey Salman de Arabia Saudí supervisó la firma de acuerdos que podrían alcanzar los 65.000 millones de dólares en el primer día de una visita a Beijing el jueves, en un momento en el que el mayor exportador de petróleo del mundo busca estrechar lazos con la segunda mayor economía global. En la imagen, el presidente de China, Xi Jinping (I), y el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al-Saud, en un acto en el Museo Nacional de China en Beijing, China, el 16 de marzo de 2017. REUTERS/Lintao Zhang/POOL

El octogenario monarca, que ha supervisado el lanzamiento de un ambicioso plan de reforma económica desde su ascenso al trono hace dos años, se encuentra actualmente en una gira por Asia de un mes.

Las visitas a países que están entre los más crecientes importadores de petróleo saudí del mundo buscan promover oportunidades de inversión en el reino, incluida la venta de una participación en la gigantesca empresa estatal Saudi Aramco.

Arabía Saudí ha intentado impulsar sus ventas de petróleo a China, el segundo mercado petrolero del mundo, tras perder cuota de mercado frente a Rusia el año pasado, trabajando principalmente con las tres grandes petroleras públicas chinas.

En el Gran Salón del Pueblo Chino en Beijing, el presidente Xi Jinping dijo a Salman que China era un mercado de confianza y estable al que exportar petróleo y que los dos países tenían que aumentar su cooperación.

“Durante mucho tiempo, China y los países islámicos se han respetado mutuamente, han mantenido una cooperación con beneficios mutuos y han creado un modelo de convivencia pacífica de culturas diferentes”, dijo Xi, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Salman dijo a Xi que esperaba que China pudiese desempeñar un papel aún mayor en asuntos de Oriente Próximo, agregó el ministerio.

“Arabia Saudí está dispuesta a trabajar duro con China para promover la paz, la seguridad y la prosperidad a nivel mundial y regional”, dijo Salman.

El viceministro de Exteriores chino, Zhang Ming, dijo que los memorandos de entendimiento y las cartas de intenciones podrían alcanzar un valor de alrededor de 65.000 millones de dólares, en ámbitos de todo tipo que van desde el energético al espacial, pero no dio detalles.

Además de los memorandos de entendimiento acordados entre los dos gobiernos, empresas saudíes y chinas firmaron 21 acuerdos que van desde explorar inversiones en plantas de petróleo y petroquímicas, al comercio electrónico, pasando por las energías renovables.

Para Saudi Aramco, estas inversiones potenciales encajan con su estrategia de expandir su cartera de refino y productos químicos en un intento de diversificar activos y garantizarse acuerdos a largo plazo para su petróleo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below