3 de marzo de 2017 / 7:26 / hace 9 meses

Temer gana tiempo mientras se desarrolla caso de corrupción que podría destituirlo

BRASILIA (Reuters) - El gobierno del presidente de Brasil, Michel Temer, espera que un juez federal recomiende su destitución por una trama de financiación ilícita de su campaña, pero cree que puede evitar una decisión final del máximo tribunal electoral de Brasil hasta después de que termine su gestión en 2018, dijeron asesores.

El gobierno del presidente de Brasil, Michel Temer, espera que un juez federal recomiende su destitución por una trama de financiación ilícita de su campaña, pero cree que puede evitar una decisión final del máximo tribunal electoral de Brasil hasta después de que termine su gestión en 2018, dijeron asesores. En la imagen de archivo, Temer durante una reunión en el palacio de Planalto en Brasilia, el 21 de febrero de 2017. REUTERS/Ueslei Marcelino

Si Temer logra detener el proceso podrá seguir adelante con las reformas fiscales y las políticas de austeridad que han hecho avanzar a la moneda y las acciones de Brasil. Eso aumentaría las posibilidades de la mayor economía de Latinoamérica de salir de una profunda recesión de dos años en el 2017.

El caso ante el Supremo Tribunal Electoral (TSE) señala que fondos procedentes de prácticas ilícitas y de sobornos fueron usados en la campaña electoral del 2014 en la que Temer postulaba como compañero de fórmula de la entonces mandataria Dilma Rousseff, quien fue destituida el año pasado tras un amargo juicio político.

Nuevas pruebas fueron entregadas el miércoles por el encarcelado ex consejero delegado del mayor grupo constructor de Brasil, Marcelo Odebrecht, que confirmó al juez federal que maneja el caso que su compañía realizó pagos ilegales a la campaña de Temer y Rousseff.

Ahora se espera que el juez Herman Benjamin presente sus recomendaciones sobre el caso en las próximas semanas, de acuerdo a asesores de la presidencia.

Si el magistrado recomienda la destitución del mandatario y ese fallo es ratificado por el máximo tribunal electoral, Temer podría verse obligado a dejar el cargo y un sucesor elegido por el Congreso tendría que llevar las riendas del país hasta las elecciones de fines del próximo año.

Pero Temer está ganando tiempo y cuenta con posibles apelaciones que podrían alargar el proceso hasta las próximas elecciones, previstas en octubre de 2010, cuando se espera que no se presente como candidato, dijo el jueves un asesor de la presidencia.

“Hay una amplia gama de opciones de apelación. El presidente piensa que esto se arrastrará hasta el 2019”, dijo el asesor, que prefirió mantenerse en el anonimato.

Expertos legales dijeron que el tribunal está compuesto por magistrados conservadores que no serían proclives a remover a un presidente, pero que eso podría cambiar si la recesión por la que atraviesa el país continúa y las investigaciones sobre corrupción paralizan al Gobierno.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below