28 de febrero de 2017 / 21:09 / en 10 meses

Deoleo pierde 179 millones por deterioro patrimonial e impacto fiscal

MADRID (Reuters) - El grupo aceitero Deoleo, sumido en un proceso de reestructuración con el objetivo de centrarse en mercados más rentables, anunció el martes unas pérdidas de 179 millones de euros al anotarse un elevado deterioro patrimonial y sufrir un cambio en la normativa fiscal.

El grupo aceitero Deoleo, sumido en un proceso de reestructuración con el objetivo de centrarse en mercados más rentables, anunció el martes unas pérdidas de 179 millones de euros al anotarse un elevado deterioro patrimonial y sufrir un cambio en la normativa fiscal. Enn la imagen, un hombre corta una rama de olivo en su terreno en Ronda, Málaga, 9 de abril de 2014. REUTERS/Jon Nazca

El grupo dijo en una nota de prensa que registró un deterioro de los activos por valor de 96,3 millones de euros para “adecuar el balance a la situación actual de la compañía y para asentar el desarrollo futuro del grupo sobre una base sólida”.

Además, el cambio fiscal en diciembre de 2016 tuvo un impacto negativo de 53,3 millones de euros que ha llevado a la compañía a incurrir en causa de disolución.

Por ello, “el consejo propondrá a la junta de accionistas los acuerdos a adoptar para restablecer el equilibrio patrimonial y revertir esta situación. La compañía cuenta con una cifra de capital social suficiente para el restablecimiento del equilibrio entre el capital y el patrimonio neto”.

Como tercer elemento al que la empresa atribuye el resultado negativo se encuentran gastos no recurrentes que ascendieron a 33,6 millones de euros, “debidos fundamentalmente a la gestión de la crisis en Italia y a la reorientación de la estrategia de calidad de la compañía”.

Dueño de enseñas como las italianas Bertolli y Carapelli o la española Carbonell, Deoleo dijo que la situación de caja es “sólida” ya que las pérdidas por deterioro de activos y cuestiones fiscales no suponen consumo de caja.

El grupo destacó que, con todo, la evolución operativa fue positiva, con un incremento del 30 por ciento en el resultado bruto de explotación (ebitda), hasta 46,1 millones de euros, y una mejora del margen ebitda hasta el 6,6 por ciento.

La facturación de la empresa, que afronta un segundo expediente de regulación de empleo en pocos meses y remodeló su cúpula gestora a mitad del pasado ejercicio, cerró 2016 con una caída de ventas del 15 por ciento “por la subida de los precios del aceite en origen, que fue trasladada de forma paulatina a los precios de venta”.

El líder mundial en el mercado marquista de aceite de oliva está centrándose en ventas y provisiones rentables en sus mercados del sur de Europa, perdiendo por lo tanto volumen de ventas, mientras que en América del Norte le perjudicó el coste de la materia prima y el tipo de cambio.

El grupo también está deshaciéndose de sus instalaciones menos rentables. En octubre anunció el cierre de una planta en Italia y la venta de otra en Málaga.

Tras prescindir de un 18 por ciento de la plantilla, la empresa que vende la quinta parte del aceite de oliva envasado del mundo anunció un segundo expediente de regulación de empleo que afectará a alrededor de un 14 por ciento de los empleados restantes.

Los sindicatos, que han convocado paros a principios de marzo, advierten de que Deoleo pretende prescindir del negocio industrial, para centrarse en exclusiva en el embotellado de aceite, a su comercialización y a su distribución.

A finales de diciembre la deuda financiera neta era de 533 millones de euros, por debajo de los 547,9 millones de euros de finales de septiembre.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below