25 de febrero de 2017 / 9:55 / hace 9 meses

Más allá de los teléfonos y el 5G, el mundo móvil busca reinventarse

FRANCFORT/LONDRES (Reuters) - Buscando escapar de un ciclo de precios bajos y regulación cada vez más dura, grandes operadores de telecomunicaciones como Vimpelcom o Telefónica intentan reinventarse por la vía de Internet y escapar de una industria de bajo crecimiento.

Buscando escapar de un ciclo de precios bajos y regulación cada vez más dura, grandes operadores de telecomunicaciones como Vimpelcom o Telefónica intentan reinventarse por la vía de Internet y escapar de una industria de bajo crecimiento. En la imagen, la entrada principal al Mobile World Congress en Barcelona, España, el 25 de febrero de 2016. REUTERS/Albert Gea/File Photo

El Mobile World Congress que se celebra la semana que viene en Barcelona contará con compañías telefónicas en varias etapas de aceptación de que el modelo de negocio que lleva décadas en vigor, previsible y basado en la venta de millones de paquetes de datos, se está agotando.

Debajo de la fachada de nuevos teléfonos brillantes y polvorientos debates sobre las implementaciones técnicas de la red, la feria anual de tecnología más grande de Europa verá desfilar a las compañías telefónicas de primer nivel con grandes cambios de imagen.

La española Telefónica va a presentar un plan que denomina “la cuarta plataforma” y que busca ayudar a los consumidores y clientes de negocios a tener un mayor control sobre sus datos.

El operador ruso y de mercados emergentes Vimpelcom está rompiendo las reglas de las telecomunicaciones para reinventarse como un operador tecnológico en el mundo de rápido crecimiento de las aplicaciones de mensajería.

El gigante estadounidense de telecomunicaciones AT&T ha realizado multimillonarias operaciones para diversificarse, como la compra de Direct TV por 67.000 millones de dólares y está a la espera de la aprobación para comprar Time Warner por otros 110.000 millones de dólares.

“La presión regulatoria y de precios sobre los operadores de telecomunicaciones los obliga a buscar nuevas fuentes de ingresos y márgenes en las áreas adyacentes”, explicó el abogado Tom Levine, director de la práctica global de telecomunicaciones de Allen & Overy.

“No hay un consenso sobre cómo hacer esto.”

También es está en cuestión si la industria es capaz de grandes cambios estructurales. Las empresas de telecomunicaciones han soñado durante décadas con la liberación de los grilletes de la regulación por los consumidores y la ramificación en los servicios de Internet en sus mercados locales, sólo para ser después golpeados constantemente por nuevos operadores globales.

El BANCO DE PRUEBAS RUSO

Estos cambios dramáticos llegan cuando las telecos buscan ofrecer nuevas redes preparadas no sólo para manejar el creciente uso de datos en teléfonos, también en coches, fábricas y oficinas e incluso campos de cultivo. La nueva generación de redes 5G proporcionará nuevas opciones de negocio, pero también implica mayor competencia del mundo de los ordenadores, de Internet o de corporaciones industriales con planes digitales propios.

Rusia se ha convertido en el laboratorio más avanzado del mundo para las compañías de telecomunicaciones que buscan reinventarse como actores de Internet mientras las habituales presiones sobre el negocio de las telecomunicaciones, las sanciones económicas occidentales y las reglas gubernamentales que hacen que los gigantes de Silicon Valley y pequeños actores locales unan fuerzas.

Vimpelcom, el tercer operador de Rusia, ha emprendido una revisión de arriba a abajo de sus negocios mientras se prepara para asociaciones de Internet más profundas como con proveedores de música en streaming o servicios de taxis en línea. La compañía también se centra en los mercados emergentes de Bangladesh a Argelia y es el sexto mayor operador del mundo en términos de número de clientes móviles atendidos.

Megafon, el segundo operador de red, ha adquirido el control de la compañía hermana Mail.ru, un importante jugador ruso de Internet - como si Verizon comprara Facebook - y planea ofrecer una nueva versión móvil del sitio de medios sociales VKontakte.

El principal jugador ruso de telecomunicaciones MTS está hasta ahora esperando a mover ficha, pero sus ejecutivos han señalado que también creen que su futuro a largo plazo reside en los servicios de Internet.

Por su parte, Telefónica considera que su estrategia de “cuarta plataforma” es una forma de acelerar el crecimiento y competir de manera agresiva con los jugadores de Internet dominantes a nivel mundial, mientras que es una evolución lógica de los negocios existentes.

La estrategia se basa en sus amplio espectro de servicios de telecomunicaciones, en su cobertura geográfica en Europa y América Latina, en un intento de ofrecer servicios avanzados para generar dinero además de las conexiones básicas de comunicación pero sin grandes inversiones nuevas.

“Ahora es el turno de la cuarta plataforma: los datos, que es el nuevo ‘equity-story’ de Telefónica”, dijo la fuente sobre su propuesta para aumentar márgenes, por ejemplo, permitiendo a los clientes analizar montañas de datos para hacer funcionar su propio negocio de forma más eficaz.

Otras compañías telefónicas están tomando medidas más modestas.

La noruega Telenor, otro operador de mercados emergentes, ha introducido en la analítica de datos, mientras que Vodafone está haciendo incursiones en nuevas aplicaciones industriales de Internet y coche conectado, a través de su adquisición 2014 de Cobra Automotive.

¿TIENEN EL ADN?

Sin embargo, muchos operadores de telecomunicaciones tienen una visión escéptica de algunos de los movimientos agresivos que están haciendo sus rivales, especialmente cuando se trata de modelos de negocio basados ​​en la comercialización de datos de los clientes.

Deutsche Telekom, el operador de telecomunicaciones más grande de Europa por ingresos, ve esto como un territorio farragoso en Alemania por la legislación sobre privacidad. En cambio, se centra en hacer progresos en nuevos campos industriales conectados y en la computación en la nube.

Es probable que la principal historia de crecimiento de Telekom continúe siendo Estados Unidos, donde revolucionó la industria móvil ofreciendo datos ilimitados y paquetes de itinerancia internacional. Con un marketing agresivo, T-Mobile ha ganado cuota a sus rivales, logrando un negocio incluso mayor que el alemán.

El grupo francés Viviendi, que en el pasado se embarcó en una aventura que no salió bien al combinar activos de telecos y de medios, es una señal de advertencia para los operadores que buscan reinventarse.

Para operadores de telecomunicaciones acostumbrados a flujos de caja estables y firmes reglas regulatorias, el primer problema podría ser cultural: la mayoría no tienen el cuajo necesario para esa transformación tan drástica.

“No es fácil lograr ese ADN empresarial sin decepcionar las expectativas de fiabilidad de los usuarios y las de los accionistas institucionales”, declara Levine sobre la jugosas rentabilidad por dividendo que sigue siendo el principal atractivo de la industria para los inversores.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below