12 de diciembre de 2016 / 13:45 / hace 8 meses

Europa presiona moderadamente por cambios en Cuba tras un acuerdo político

La Unión Europea y Cuba firmaron un acuerdo político el lunes que busca ayudar a las compañías del bloque a posicionarse mejor para una transición a una economía más abierta y permitirle presionar por más derechos políticos en la isla. En la isla, la responsable de Politica Exterior de la UE, Federica Mogherini, junto al ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, en Bruselas el 12 de diciembre de 2016.Francois Lenoir

BRUSELAS (Reuters) - La Unión Europea y Cuba firmaron un acuerdo político el lunes que busca ayudar a las compañías del bloque a posicionarse mejor para una transición a una economía más abierta y permitirle presionar por más derechos políticos en la isla.

En el mayor avance diplomático desde que la UE levantara las sanciones contra el país de gobierno socialista en 2008, el llamado acuerdo de cooperación y diálogo político constituye el primer trato entre Cuba y el bloque de 28 naciones.

Aunque modesto en alcance, el acuerdo se produce después de dos décadas de trabajo diplomático de la UE para establecer un marco de relaciones más estrechas con Cuba, y ocurre dos semanas después de la muerte del líder de la revolución, Fidel Castro, cuyas prácticas de detención de disidentes obstaculizaron durante largo tiempo la posibilidad de mejorar lazos.

"Estamos comenzando a escribir un nuevo capítulo juntos", dijo la jefa de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, durante la ceremonia de firma de pacto junto el ministro de Asuntos Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en Bruselas.

Tras ofrecer sus condolencias por la muerte de Castro, Mogherini dijo que la Unión Europea se está acercando a Cuba mientras el país caribeño atraviesa un "profundo cambio". Responsables europeos dicen que el pacto ofrece a diplomáticos y funcionarios del bloque el derecho de abordar asuntos de derechos humanos directamente con Cuba y presionar moderadamente por reformas.

Mogherini dijo que el bloque también derogó una política de "posición común" en torno a Cuba que databa de 1996 y establecía condiciones de derechos humanos y democracia en la isla para avanzar en las relaciones diplomáticas.

Cuba siempre ha considerado que estas condiciones constituyen una interferencia en sus asuntos internos.

Rodríguez dijo que el acuerdo desarrollaría enlaces comerciales, culturales, financieros y científicos con la UE y añadió que es una prueba de que ambas partes "pueden lograr consensos a pesar de sus diferencias" y retornar al "respeto mutuo".

La normalización de las relaciones ha sido tortuosa en parte por la resistencia algunos países del este de la UE a su propio pasado de gobiernos comunistas, mientras que el arresto de disidentes en La Habana en 2003 llevó al bloque a imponer sanciones diplomáticas, limitando los contactos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below