8 de diciembre de 2016 / 8:39 / en un año

Huelga en Grecia contra la austeridad antes de la revisión del plan de rescate

ATENAS (Reuters) - Los griegos hacían huelga el jueves en protesta por la prevista reforma laboral y los dolorosos recortes que exigen al país la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional dentro de una crucial revisión del plan de rescate.

Los griegos hacían huelga el jueves en protesta por la prevista reforma laboral y los dolorosos recortes que exigen al país la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional dentro de una crucial revisión del plan de rescate. En la imagen, un grupo de manifestantes en Atenas el 8 de diciembre de 2016. REUTERS/Michalis Karagiannis

Los barcos de pasajeros permanecían amarrados a puerto, el transporte público se veía interrumpido y las oficinas de la administración permanecían cerradas en una jornada de 24 horas de huelga convocada por los principales sindicatos públicos y privados del país, GSEE y ADEDY.

“La carga que llevamos es ya insostenible”, dijo GSEE en un comunicado en el que califica las demandas de los prestamistas de “irracionales”.

Trabajadores y pensionistas marcharan el jueves por las calles del centro de Atenas. Las protestas en las calles han caído desde que Grecia firmó un tercer rescate internacional en julio de 2015 tras difíciles negociaciones que casi obligaron al país a dejar la eurozona.

Los ministros de Finanzas de la eurozona dijeron el lunes que Atenas y sus prestamistas habían de acelerar la revisión, que ha encontrado un escollo en las reformas laborales, incluida la liberalización de los despidos masivos y la revisión de la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos.

Las reformas energéticas y medidas para afrontar la brecha fiscal en 2018, cuando expira el programa de rescate griego, son algunos de los espinosos temas a debate en las negociaciones que se retomarán la semana próxima.

El primer ministro, Alexis Tsipras, espera alcanzar un acuerdo antes de final de año para que los bonos del país sean incluidos en el programa de compras del Banco Central Europeo en marzo de 2017.

Eso ayudaría a Grecia a volver a los mercados el año próximo por primera vez desde 2014, y reducir así su dependencia de los programas de rescate. Atenas ha rechazado las demandas de los acreedores de más medidas de austeridad más allá de 2018.

El lunes, la eurozona garantizó la ayuda a corto plazo para la deuda, lo que fue ensalzado como un logro del Gobierno de izquierdas, que se ha hundido en los sondeos en los últimos meses.

Pero las noticias no han impresionado a los griegos, que han perdido casi un tercio de sus ingresos desde que comenzara la crisis en 2009. Miles de personas se han quedado sin trabajo en medio de una profunda recesión. El desempleo marcó en septiembre la tasa del 23,4 por ciento.

En el Parlamento, el sábado se votarán más subidas de impuestos y recortes de gastos dentro del presupuesto del año próximo, cuando se prevé que la economía crezca un 2,7 por ciento y alcance un superávit primario del 2 por ciento del PIB.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below