30 de noviembre de 2016 / 8:32 / en un año

Carrier mantendrá unos 1.000 empleos en EEUU tras un acuerdo con Trump

WASHINGTON (Reuters) - United Technologies Corp alcanzó un acuerdo con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para mantener unos 1.000 puestos de trabajo en su planta de equipos de aire acondicionado Carrier Corp en Indianápolis, con lo que redujo más o menos a la mitad la cifra de empleos que planeaba trasladar a México.

United Technologies Corp alcanzó un acuerdo con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para mantener unos 1.000 puestos de trabajo en su planta de equipos de aire acondicionado Carrier Corp en Indianápolis, con lo que redujo más o menos a la mitad la cifra de empleos que planeaba trasladar a México. En la imagen, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, saluda a una multitud en Nueva York, el 22 de nioviembre de 2016. REUTERS/Lucas Jackson

El acuerdo, anunciado por Carrier en Twitter la noche del martes, es una victoria para Trump, quien durante su campaña dijo que mantendría puestos de trabajo en Estados Unidos y criticó específicamente a Carrier por enviar empleos al extranjero.

“Voy a ir a Indiana el jueves para hacer un anuncio importante respecto a que Carrier A.C. permanecerá en Indianápolis”, escribió Trump en Twitter el martes en la noche. “¡Un buen acuerdo para los trabajadores!”, agregó.

Responsables de la compañía, Trump y su vicepresidente electo, el gobernador de Indiana Mike Pence, anunciarán algunos de los términos del acuerdo el jueves, dijo a Reuters una fuente familiarizada con el asunto.

Funcionarios del estado de Indiana estuvieron involucrados en las discusiones, pero no estaba claro qué alicientes pudo haber ofrecido el estado para convencer a Carrier de que mantuviera los empleos en el país.

La matriz de Carrier, United Technologies, tiene un fuerte incentivo para mantener buenas relaciones con Trump y su gobierno entrante, dado que parte de sus ingresos estimados de 57.000 millones de dólares este año vendrán de contratos militares estadounidenses en sus filiales Pratt & Whitney y UTC Aerospace Systems.

Carrier anunció en febrero planes para cerrar una fábrica de equipos de aire acondicionado en Indianápolis, lo que representaría la pérdida de 1.400 puestos de trabajo. También dijo que otros 700 puestos de trabajo serían recortados en otra planta en Huntington, Indiana, al noreste de Indianápolis.

La compañía planeaba trasladar esos puestos de trabajo a Monterrey, México, a partir de 2017.

Los líderes de los sindicatos locales dijeron que Carrier les informó que pagaría los trabajadores mexicanos tres dólares por hora, en comparación con los más de 20 dólares por hora que cobraban los empleados estadounidenses.

Trump ha prometido que impedirá que los empleos en Estados Unidos sean trasladados al extranjero mediante la renegociación o la salida de acuerdos comerciales y la imposición de aranceles sobre los productos fabricados fuera del país.

Pero no está claro si podrá revertir unas tendencias más amplias que han conducido a la pérdida de más de cinco millones de puestos de trabajo en el sector manufacturero de Estados Unidos desde 2000.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below