10 de noviembre de 2016 / 18:07 / hace un año

Los inversores apuestan por un regreso de la inflación por triunfo de Trump

Desde las empresas de construcción en España a los operadores del mercado de cobre en el distrito financiero de Londres, la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos se está sintiendo en todo el mundo mientras los inversores apuestan por un aumento duradero de la inflación mundial. En la imagen, el presidente electo estadounidense Donald Trump habla con sus seguidores en Manhattan, Nueva York, 9 de noviembre de 2016. REUTERS/Andrew Kelly

LONDRES (Reuters) - Desde las empresas de construcción en España a los operadores del mercado de cobre en el distrito financiero de Londres, la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos se está sintiendo en todo el mundo mientras los inversores apuestan por un aumento duradero de la inflación mundial.

Si Trump cumple con su promesa de dar a la economía estadounidense una inyección inflacionaria y de crecimiento, con un paquete multimillonario de recortes de impuestos y gasto en infraestructuras, el impacto probablemente se sentirá mucho más allá de las fronteras estadounidenses.

Los analistas de M&G Investments llegaron incluso a preguntarse esta semana si su victoria electoral podría haber desencadenado “el fin de la austeridad global”.

La inflación ha caído a mínimos históricos desde la crisis financiera y gran parte del mundo desarrollado ha estado tratando de evitar la deflación. Un aumento significativo de la inflación supondría un cambio radical para los mercados.

La economía de Estados Unidos es la más grande del mundo, por lo que los movimientos inflacionarios se sentirán en otros lugares. Los inversores también apuestan a que el estímulo fiscal estadounidense se replicará en diversos grados en Europa y Asia, con lo que se ampliará el efecto.

Ahora los inversores del mercado están intentando seleccionar cuáles serán los principales beneficiados del aumento de precios, tanto en términos geográficos como en las diferentes clases de activos y sectores.

Gran parte de su enfoque se centra en la deuda pública, los metales básicos como el cobre y el acero, y las empresas relacionadas con los recursos y la construcción, las áreas más sensibles a los movimientos bruscos en inflación y gasto en infraestructuras.

“La esencia de la oferta del señor Trump es la reactivación de la inflación”, dijeron el jueves los equipos de estrategia de asignación de activos y divisas de Nomura, añadiendo que el aumento de los precios y los tipos de interés en el mercado en Estados Unidos debían ir acompañados de un aumento del crecimiento económico real.

A la espera de ver cuál es el desarrollo de los precios, estos expertos recomiendan comprar el dólar frente al euro, el yen japonés y el dólar canadiense porque el impulso inflacionario anticipado podría obligar a la Reserva Federal de Estados Unidos a elevar los tipos de interés el próximo año más rápido de lo que se espera actualmente.

DÓLAR Y BONOS

Nomura espera que el dólar suba a 110 yenes dentro de tres meses desde los 106,75 actuales, y que el euro caiga a 1,05 dólares desde 1,09.

Algo parecido opina Michael Hasenstab, director de inversiones del fondo Templeton Global Macro, que se hizo famoso con las apuestas sobre bonos irlandeses y húngaros, entre otros.

“Seguimos esperando un aumento de la inflación en Estados Unidos, un aumento de los rendimientos del Tesoro de Estados Unidos, depreciaciones del yen japonés y el euro, y apreciaciones de divisas en varios mercados emergentes”, dijo.

Las expectativas de inflación de Estados Unidos, medidas por los contratos de swaps sobre la inflación a cinco años, han subido desde la victoria de Trump.

También se han incrementado los rendimientos del Tesoro estadounidense a largo plazo, ya que se anticipa que se necesitará una política monetaria más estricta para enfriar estas presiones inflacionarias, lo que ha llevado los rendimientos de los títulos a 10 y 30 años a sus niveles más altos desde enero..

El aumento en el rendimiento a 30 años, en concreto, ha sido notable. Esta semana subió más de 30 puntos básicos, y va camino de registrar su mayor aumento semanal desde 2009 y uno de los más grandes de las tres últimas décadas.

Los movimientos sísmicos no son exclusivos de los mercados de bonos y de inflación de Estados Unidos. Los bonos en todo el mundo desarrollado han mostrado una tendencia alcista ininterrumpida durante 35 años, y algunos analistas dicen que este año es el punto de inflexión.

CONSTRUCCIÓN Y METALES

Estos cambios en los mercados mundiales de tipos de interés en respuesta a las perspectivas cambiantes de la inflación se están reflejando también en los mercados de materias primas y de renta variable.

Bank of America Merrill Lynch reiteró el jueves su posición de “sobreponderación” para los sectores europeos de recursos básicos y petroleros, áreas en las que los inversores aún están “infraponderando”.

El cobre subió más de un 5 por ciento a un máximo de 16 meses de 5,714 dólares por tonelada el jueves. El níquel también alcanzó su nivel más alto desde julio de 2015 y el zinc subió a un pico de 5 años y medio.

Esto ya se está notando en sectores relacionados y empresas a través de los mercados de renta variable globales. Las acciones de la siderúrgica más grande del mundo, ArcelorMital, subieron más de un 10 por ciento el jueves.

El sector siderúrgico se encamina en esa dirección, según Barclays, especialmente si China responde a la prodigalidad de Trump en Estados Unidos con un estímulo fiscal propio para impulsar la economía nacional.

“El resultado de las elecciones estadounidenses es una sorpresa positiva para las acciones siderúrgicas y Trump apunta a impulsar el gasto en infraestructuras y reforzar el proteccionismo comercial, apoyando más al sector siderúrgico local”, agregó Barclays.

Las acciones del conglomerado español ACS, que realiza negocios en todo el mundo, subieron más de 5 por ciento el miércoles, el mayor aumento desde febrero.

La firma de construcción irlandesa CRH, que obtiene la mitad de sus ingresos de Estados Unidos, alcanzó un máximo de nueve años el jueves, a 34,40 euros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below