14 de octubre de 2016 / 15:50 / hace un año

Italia busca convencer a Bruselas con los presupuestos de 2017

ROMA (Reuters) - El gabinete del primer ministro italiano, Mateo Renzi, se reunirá el sábado para aprobar el borrador de presupuestos para 2017, con la esperanza de que una modesta reducción en el objetivo de déficit convenza a la Comisión Europea.

El gabinete del primer ministro italiano, Mateo Renzi, se reunirá el sábado para aprobar el borrador de presupuestos para 2017, con la esperanza de que una modesta reducción en el objetivo de déficit convenza a la Comisión Europea. En la imagen de archivo, el primer ministro italiano Matteo Renzi (izquierda) habla con el ministro de finanzas Pier Carlo Padoan durante una votación en el Senado en Roma el 24 de febrero de 2014. REUTERS/Remo Casilli/File photo

Renzi afronta en diciembre un referéndum sobre la reforma constitucional que decidirá su futuro político y está deseando evitar un impopular ajuste.

El primer ministro ha dicho que quiere mantener el déficit en el 2,4 por ciento del Producto Interior Bruto, el mismo nivel establecido para este año, pero la Comisión presiona para que Italia haga algunos progresos en consolidación fiscal.

Fuentes gubernamentales creen probable que se alcance un compromiso en torno al 2 por ciento, el doble del 1,1 por ciento que había previsto para 2017 a principios de año.

La Comisión dice que dado que el crecimiento económico italiano sigue siendo débil, sólo reduciendo el déficit se puede contener la deuda pública, que ha alcanzado un récord del 133 por ciento del PIB, el más elevado de la eurozona tras el de Grecia.

La estructura presupuestaria la ha establecido ya el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, y contiene pocas de las exenciones fiscales que marcaron los últimos dos presupuestos de Renzi pero evita una subida del IVA que anteriormente se había apuntado.

La subida del Impuesto sobre el Valor Añadido hubiera incrementado los ingresos en aproximadamente 15.000 millones de euros, así que el dinero habrá de sacarse de algún otro lado.

El Gobierno hasta ahora ha dicho que sólo 2.600 millones de euros provendrán de reducción de gasto, mientras que el objetivo es que los ingresos suban en torno a 8.500 millones de euros gracias principalmente a varios programas para reducir la evasión fiscal.

El presupuesto contiene alrededor de 9.000 millones de euros de medidas expansionistas destinadas a estimular el crecimiento, incluidas exenciones fiscales para compañías que invierten en maquinaria y para quienes hagan reformas en casa.

Destina 1.600 millones de euros para permitir que algunas categorías de trabajadores se jubilen antes, dando marcha atrás a la reforma de las pensiones que en 2012 elevó la edad de jubilación, y destina fondos para reconstruir las localidades afectadas por el terremoto de agosto.

Los objetivos para las finanzas públicas están basados en la premisa de que la economía crecerá un 1 por ciento el próximo año, algo por encima de lo que prevén la mayoría de analistas.

En un paso sin precedentes, la Oficina Presupuestaria del Parlamento, que vigila las finanzas públicas del país, se negó la semana pasada a rubricar las previsiones del Gobierno, aduciendo que eran “demasiado optimistas”.

El gabinete se reunirá el sábado para acordar el presupuesto, que luego se enviará a la Comisión Europa para su revisión y comenzará su recorrido por el Parlamento, donde debe aprobarse a finales de año.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below