27 de noviembre de 2015 / 8:09 / hace 2 años

Los precios siguen cayendo en Japón y disminuye el gasto de las familias

El índice de precios al consumidor de Japón cayó por tercer mes consecutivo y el gasto familiar se hundió en octubre, subrayando la frágil situación de la economía y manteniendo la presión sobre las autoridades para que adopten nuevas medidas para impulsar el crecimiento. En la imagen, gente camina por el distrito comercial de Omotesando en Tokio, 11 de noviembre de 2015. REUTERS/Toru Hanai

TOKIO (Reuters) - El índice de precios al consumidor de Japón cayó por tercer mes consecutivo y el gasto familiar se hundió en octubre, subrayando la frágil situación de la economía y manteniendo la presión sobre las autoridades para que adopten nuevas medidas para impulsar el crecimiento.

El índice subyacente de precios al consumidor (IPC), que excluye a los valores de los alimentos frescos pero incluye a los costes del petróleo, cayó un 0,1 por ciento en el año a octubre, mostraron el viernes datos del Gobierno, en línea con las estimaciones del mercado.

La caída de los precios, sin embargo, se debió principalmente al efecto de los menores costes de la energía. El Banco de Japón (BOJ, por sus siglas en inglés) ha dicho que mirará más allá de la baja de la cotización del petróleo a la hora de determinar si se requiere una mayor flexibilización de la política monetaria para alcanzar su meta de inflación.

Datos separados mostraron que el gasto de las familias se hundió un 2,4 por ciento en octubre respecto al año previo, frente a la estimación promedio del mercado de un aumento de un 0,1 por ciento, lo que refleja el anémico crecimiento de los sueldos.

En tanto, la tasa de desempleo cayó a un 3,1 por ciento en octubre, mostraron datos del Ministerio de Asuntos Internos. La estimación promedio del mercado era de un 3,4 por ciento. La tasa de empleos frente a postulantes se mantuvo en 1,24 en octubre, sin cambios respecto al mes previo.

Japón volvió a caer en recesión entre julio y septiembre y los precios al consumidor han descendido debido a la baja de los valores del petróleo y débil gasto familiar, lo que ha generado dudas sobre la opinión del BOJ de que una sólida recuperación económica acelerará la inflación a su meta de un 2 por ciento a comienzos del 2017.

Casi la mitad de los analistas consultados por Reuters esperan que el BOJ flexibilice su política en enero, cuando las bajas continuas de los precios del petróleo podrían obligarlo a reducir una vez sus estimaciones de inflación trimestral.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below