22 de noviembre de 2015 / 15:21 / en 2 años

Tras conversaciones, funcionarios de UE no ven solución a demandas británicas sobre reformas

BRUSELAS (Reuters) - Los líderes de la Unión Europea no sólo no alcanzarían un acuerdo el próximo mes con Gran Bretaña sobre sus demandas para reformas del bloque, sino que tampoco acortarían sus diferencias en una cumbre que se celebrará antes de Navidad, dijeron funcionarios y diplomáticos.

Los líderes de la Unión Europea no sólo no alcanzarían un acuerdo el próximo mes con Gran Bretaña sobre sus demandas para reformas del bloque, sino que tampoco acortarían sus diferencias en una cumbre que se celebrará antes de Navidad, dijeron funcionarios y diplomáticos. En la imagen se ve una bandera de la Unión Europea junto a la bandera británica en los exteriores de la Casa Europea en Londres el 10 de noviembre de 2015. REUTERS/Toby Melville

Tras una semana de reuniones entre asesores del presidente de la cumbre, Donald Tusk, y enviados de otros estados miembros, que deberían concluir el lunes, personas vinculadas dijeron a Reuters que muchos se oponen a las demandas del primer ministro británico, David Cameron, presentadas en una carta enviada a Tusk hace dos semanas.

Cameron ha fijado como plazo fines de 2017 para llevar a cabo un referendo sobre la pertenencia de Gran Bretaña a la Unión Europea. Para quedarse, dijo, Londres necesita cambios. Mientras más tiempo tomen las negociaciones con socios de la Unión Europea y mientras más divididos estén, mayor será el riesgo de que Cameron fracase en llevar a cabo esas reformas.

Una propuesta a la que muchos líderes se oponen es que los inmigrantes provenientes de estados del bloque deban esperar cuatro años antes de recibir beneficios como créditos fiscales y ayuda para los hijos que viven en el exterior. Funcionarios y diplomáticos lo consideran una discriminación entre los ciudadanos de la Unión Europea por motivos nacionales, lo que, afirman, se contradice con leyes básicas del tratado del bloque.

“La situación es entre difícil y muy difícil”, dijo un funcionario la semana pasada, luego de que más de 20 de los 27 estados miembros habían realizado su reunión con personal que trabaja para Tusk, el presidente del Consejo Europeo cuyo trabajo es forjar compromisos entre los miembros de la Unión Europea.

Las reuniones privadas, un procedimiento estándar de la Unión Europea, tienen por objetivo enmarcar las negociaciones y en los últimos meses hubo cierta esperanza de que al menos el grueso de un acuerdo estuviera listo para que el Consejo lo refrende en su próxima reunión del 17 y 18 de diciembre.

Pero el funcionario dijo que era difícil imaginar que se llegue a un acuerdo en esa cumbre y que ni siquiera había certeza sobre discusiones constructivas: “Muchos países dicen que quieren más Europa, no menos Europa. Y Cameron quiere menos Europa”, explicó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below