26 de junio de 2015 / 13:10 / hace 2 años

La Eurozona propone en un documento ayudar a Grecia prorrogando el rescate

La zona euro puede ayudar a Grecia a pagar su deuda en los próximos meses con dinero que aún tiene disponible bajo el rescate vigente si el programa se prorroga durante cinco meses hasta noviembre, según una nota preparada para los ministros de Finanzas de la zona euro. En la imagen, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, llega a la sede del Consejo Europeo en el inicio de una cumbre en Bruselas, el 26 de junio de 2015./Philippe Wojazer

BERLÍN (Reuters) - La zona euro puede ayudar a Grecia a pagar su deuda en los próximos meses con dinero que aún tiene disponible bajo el rescate vigente si el programa se prorroga durante cinco meses hasta noviembre, según una nota preparada para los ministros de Finanzas de la zona euro.

La nota de financiación, vista por Reuters, sitúa la cantidad total disponible para Grecia en 16.300 millones de euros.

La cifra se compone de 10.900 millones de euros asignados ahora para la recapitalización de bancos griegos, el tramo restante de 1.800 millones de euros del fondo de rescate de la zona euro y 3.600 millones de euros de beneficios logrados por el Banco Central Europeo en 2014 y 2015 por compras de bonos griegos.

El rescate griego expira el martes y el dinero aún disponible se perdería si no hay una solicitud de prórroga por parte de Atenas.

"Una extensión de cinco meses (hasta finales de noviembre de 2015) del programa actual es factible, durante el que se entregaría un total de 12.000 millones de euros de ayuda financiera (...) complementada por un desembolso asumido del FMI de 3.500 millones de euros", de acuerdo a la nota.

"En ese período, estos recursos externos, complementados por el superávit primario griego, permitirían cubrir la amortización y el pago de deuda por un total de 14.300 millones de euros y podría cubrir tanto la liquidación de pagos pendientes como la reconstitución de parte de las reservas estatales", agregó.

No obstante, el dinero podría ser desembolsado en cuatro tramos, cada uno dependiente de que Atenas cumpla con varias condiciones y reformas.

El primer tramo podría ser de 1.800 millones de euros de ganancias percibidas por el BCE por la compra de bonos griegos y serían enviados directamente a una cuenta separada usada sólo para el pago de deudas, lo que permitiría a Atenas evitar un default sobre un pago de 1.600 millones de euros al FMI al 30 de junio.

Pero el dinero sólo podría ser desembolsado si el Parlamento griego aprueba un acuerdo con los acreedores y el primer conjunto de leyes sobre las reformas.

Los fondos también podrían ser liberados después de que los parlamentos nacionales de la zona euro respalden el principio de desembolsar las ganancias.

Un segundo tramo de 4.000 millones de euros sería pagado a mediados de julio después de que Grecia complete más reformas, según la nota. De ellos, 3.500 millones de euros irían nuevamente directamente a la cuenta para el pago de deudas.

Otros 4.700 millones de euros podrían ser desembolsados a comienzos de agosto tras completarse más condiciones a finales de julio, de nuevo a la cuenta para el pago de deudas, al igual que el tramo final de 1.500 millones de euros en octubre tras completar más reformas.

El FMI podría contribuir con 3.500 millones de euros en octubre, siempre y cuando Grecia cumpla con todas las reformas acordadas, que la zona euro se asegure la financiación para Grecia para los próximos 12 meses y que considere a la deuda griega como sostenible, según el documento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below