1 de mayo de 2015 / 13:28 / en 3 años

Italia abre Expo 2015 ante dudas y protestas

MILÁN, 1 mayo (Reuters) - Italia abrió el viernes la Expo Milán, entre esperanzas de que la exposición de alimentos, cultura y tecnología de todo el mundo contrarreste el pesimismo en el país, y temores de que será opacada por escándalos, demoras y protestas.

Italia abrió el viernes la Expo Milán, entre esperanzas de que la exposición de alimentos, cultura y tecnología de todo el mundo contrarreste el pesimismo en el país, y temores de que será opacada por escándalos, demoras y protestas. En la foto, el "Árbol de la Vida" cerca del pabellón de Italia en la expo de Milán el 1 de mayo de 2015/REUTERS/Alessandro Garofalo

El primer ministro Matteo Renzi, que cuenta con la Expo para reforzar las frágiles señales de recuperación económica, dice que el evento será una prueba para el futuro de Italia después de años de estancamiento y recesión.

“Hoy es como si Italia estuviera abrazando al mundo”, dijo en la ceremonia de apertura. “Todos los expertos que decían ‘nunca lo haremos’, esta es la respuesta para ustedes”, dijo.

Pero el evento, sobre el tema de la producción sustentable de alimentos, ya ha enfrentado una investigación de corrupción por la que varios altos funcionarios en el organismo organizador fueron arrestados, además de excesos de costos y aplazamientos de construcción que implicaron que grandes partes del sitio no estuvieran listas para el día de apertura.

Manifestaciones planeadas por activistas opuestos a la Expo, que ven al evento como un símbolo de derroche y corrupción, y temores de incidentes de seguridad después de un ataque armado no relacionado en una corte de Milán el mes pasado, también empañaron el ambiente.

Funcionarios dicen que los problemas serán olvidados una vez que esté en curso la exhibición de seis meses de duración.

Con 10 millones de entradas ya vendidas, los organizadores esperan unos 20 millones de visitas e ingresos superiores a los los 10.000 millones de euros, llegando la mitad de los visitantes del extranjero.

Pero la feria, que sigue a la Expo 2010 de Shangái, también convocó a varios manifestantes, desde activistas antiglobalización y ambientalistas hasta estudiantes y grupos opositores a la austeridad.

El Papa Francisco, que habló a través de una conexión televisada en la ceremonia de apertura, se refirió a la ironía de un mega-espectáculo global dedicado al desarrollo sustentable y a alimentar a los pobres.

“En cierta forma, la Expo misma es parte de esta paradoja de la abundancia, obedece a la cultura del derroche y no contribuye a un modelo de desarrollo equitativo y sustentable”, dijo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below