20 de marzo de 2015 / 14:13 / en 3 años

El Gobierno multiplica las plazas de empleo público en año electoral

MADRID (Reuters) - El Gobierno español aprobó el viernes las nuevas plazas de empleo público para 2015, un total de 7.416 que tendrán como prioridad la lucha contra el fraude laboral y fiscal y el refuerzo de la administración de justicia y de las fuerzas de seguridad.

El Gobierno español aprobó el viernes las nuevas plazas de empleo público para 2015, un total de 7.416 que tendrán como prioridad la lucha contra el fraude laboral y fiscal y el refuerzo de la administración de justicia y de las fuerzas de seguridad. En la imagen, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante un debate en el Parlamento, el 21 de octubre de 2014. REUTERS/Andrea Comas

La cifra supone más que cuadruplicar las ofrecidas el año anterior, con un incremento también importante de las plazas de promoción interna, que crecerán casi un 80 por ciento, hasta 3.834 puestos.

Este incremento se debe fundamentalmente al cambio en el porcentaje en las reposiciones de las bajas en la Administración central, que pasará del 10 al 50 por ciento en los servicios esenciales -como sanidad, educación, fuerzas de seguridad y lucha contra el fraude-, un guiño a un colectivo que ha sufrido un fuerte ajuste desde que comenzó la legislatura.

Poco después de llegar al poder a finales de 2011, el Gobierno del Partido Popular aprobó drásticas medidas para reducir el déficit que incluyeron la congelación del empleo público, contribuyendo a que el número de trabajadores públicos en todo el país haya caído en alrededor de medio millón, hasta unos 2,52 millones.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo que la crisis económica había llevado a tener una administración pública sobredimensionada mientras el sector privado destruía empleo sin parar, y señaló que tras los ajustes realizados por el Ejecutivo, el tamaño de la plantilla pública actual era muy parecida a la de 2003 o 2004, lo que permitía dar el paso de reforzar sus efectivos.

“No se trata de que la plantilla del sector público continúe reduciéndose (...) el Estado tiene que tener la dotación necesaria para prestar servicios públicos de calidad y no podemos asistir pasivamente a su descapitalización humana”, declaró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Los sindicatos, que denuncian habitualmente el colapso y saturación de muchos servicios públicos por no cubrirse las bajas por jubilación, consideraron sin embargo claramente insuficientes las plazas ofertadas.

“En este año electoral, el Gobierno pasa del 10 al 50 por ciento la tasa de reposición de efectivos en algunos colectivos, en un claro gesto electoralista, agravado en su intento de vender como incremento neto lo que solo es reducción de empleo, si bien menor que en años anteriores”, dijo Comisiones Obreras.

CCOO criticó además que el Ejecutivo hubiera hecho “un proceso precipitado de información, que no negociación”, para poder hacer el anuncio en el Consejo de Ministros coincidiendo con el cierre de campaña de las elecciones andaluzas, preludio de las municipales y autonómicas de mayo y de las generales previstas para final de año.

El sindicato CSIF también mostró su rechazo a lo aprobado y consideró que el Ejecutivo jugaba con las cifras porque cada año se perdían en torno a 15.000 puestos de trabajo en la Administración General del Estado.

“Esto supone más inseguridad en nuestras calles, menores niveles de calidad en nuestras escuelas, hospitales y centros de trabajo, o una justicia más lenta”, afirmó la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

RADIOGRAFÍA DEL EMPLEO PÚBLICO

Según las últimas estadísticas oficiales disponibles, de julio de 2014, España cuenta con 2,52 millones de empleados públicos. La plantilla de la Administración General del Estado supone sólo el 21,4 por ciento de ese total.

Excluidas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Fuerzas Armadas, ha pasado de 318.312 personas en enero de 2009 a 276.221 en julio de 2014, lo que supone una pérdida de 42.091 empleos (un 13 por ciento).

Las Comunidades Autónomas, que reúnen a la mitad de los empleados públicos, han pasado por su parte en ese mismo período de emplear a 1,33 millones de personas a 1,27 millones, lo que supone un 4,2 por ciento menos.

En la administración local, hace seis años trabajaban 629.505 personas, mientras que el pasado verano contaba con 556.260 empleados (-11,6%).

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below