30 de enero de 2015 / 7:54 / en 3 años

Popular eleva su beneficio un 31,4% en 2014; el crédito cae un 0,5%

Banco Popular anunció el viernes un aumento del 31,4 por ciento en el beneficio neto de 2014 en un contexto marcado por menores provisiones y una leve caída de la mora, aunque el balance todavía mostró una leve caída del crédito que sólo se reactivaría tímidamente en 2015. En la imagen, la sombra del presidente de Banco Popular, Ángel Ron, durante una rueda de prensa en Madrid, el 30 de enero de 2015. REUTERS/Sergio Pérez

MADRID (Reuters) - Banco Popular anunció el viernes un aumento del 31,4 por ciento en el beneficio neto de 2014 en un contexto marcado por menores provisiones y una leve caída de la mora, aunque el balance todavía mostró una leve caída del crédito que sólo se reactivaría tímidamente en 2015.

El beneficio neto de 2014 se situó en 330,4 millones de euros, frente a la previsión media de 308 millones de los analistas consultados por Reuters.

Al igual que otras entidades, Popular aplicó los criterios contables relativos a las contribuciones ordinaria y extraordinaria al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) que el Banco de España comunicó a las entidades en diciembre pasado.

Tras este impacto, el beneficio de 2013 se redujo a 325 millones hasta 252 millones. Sin la interpretación de esta normativa, el beneficio se habría elevado un 1,6 por ciento.

A media tarde, las acciones de Popular, que renovó su marca este viernes, caían un 0,9 por ciento.

“Esperamos una reacción negativa de la cotización recogiendo la debilidad de los ingresos básicos que no terminan de mostrar una recuperación consistente”, dijo Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

De hecho, los resultados de 2014 también se vieron apoyados por una caída del 15 por ciento de las provisiones hasta 2.292 millones de euros, tendencia que se prolongaría en el corto y medio plazo, dijeron directivos de la entidad.

Esta tendencia permitiría proseguir la recuperación de los beneficios a medio con el objetivo de alcanzar una rentabilidad sobre recursos propios en torno al 10 por ciento, explicó el presidente de Popular, Ángel Ron, en rueda de prensa.

Además, el consejero delegado, Francisco Gómez, señaló que la reducción del coste del pasivo también debería contribuir a una mejora del margen de interés que en el corto plazo se había visto penalizado por la venta en el último trimestre del año pasado de la mitad de su negocio de tarjetas.

A cierre de 2014, el margen de intereses cayó un 3,3 por ciento a 2.331 millones de euros, frente a los 2.322 millones previstos.

No obstante, Ron se mostró confiado en que mantener en torno al 49 por ciento del negocio de tarjetas le permitiría seguir creando valor y potenciar el crecimiento de este negocio.

CAPITAL Y CRÉDITO EN PUNTO DE MIRA

En cuanto a la base capital, Ron hizo una defensa de los niveles de solvencia de la entidad y negó haber recibido peticiones del BCE para reforzar estos parámetros.

“Cumplimos con exceso cualquiera de los niveles mínimos que se requiere a los bancos y no estamos planteándonos ningún tipo de reforzamiento de capital por mucho que nos ofrezcan el mercado posibilidades de hacerlo con carácter inmediato”, dijo.

La reciente ampliación de capital de 7.500 millones de euros de Santander también ha introducido una mayor presión sobre las entidades para recabar fondos en los mercados.

A cierre de 2014, la entidad consiguió terminó con un core capital en términos de Basilea III phase-in del 11,5 por ciento frente 11,17 por ciento de septiembre. En términos de ratio de core capital fully loaded o totalmente anticipado por el mercado, la entidad terminó con un ratio del 10,38 por ciento frente al 10,44 por ciento de septiembre.

Respecto al deterioro de la calidad crediticia, la entidad cerró 2014 con una tasa de mora del 13,78 por ciento frente al 13,85 por ciento alcanzado a septiembre de 2014, en lo que fue la cuarta caída trimestral consecutiva.

Por su parte, el crédito, una de las variables del sector más afectadas por la larga crisis económica en España, mostró un descenso del 0,5 por ciento en 2014.

No obstante, la recuperación de la actividad económica en España y la tímida reactivación del negocio inmobiliario y el mayor dinamismo del negocio de las pequeñas y medianas empresas, con vocación exportadora, llevaron al presidente de la entidad a vaticinar una leve mejora de la evolución crediticia para 2015.

“Se está revirtiendo la tendencia y eso se ve en la concesión de nuevos préstamos, (lo) que nos lleva a prever un leve aumento del crédito a lo largo de 2015”, señaló Ron.

La entidad financiera anunció también un dividendo complementario bajo la modalidad scrip (efectivo o acciones) de 0,018 euros por acción con cargo a los resultados de 2014 que se suman a los 0,022 euros repartidos previamente a cuenta también en scrip, llevando el total del año a 4 céntimos o 0,04 euros por título.

Además, Popular prevé pagar un primer dividendo en efectivo con cargo a 2015 de 0,02 euros y destacó que la ”fortaleza“ de su capital le ”permitirá mejorar retribución al accionista.

El presidente de Banco Popular consideró además que la política de la entidad se ajustaba a las recomendaciones de prudencia emitidas la víspera por el BCE y señaló que era intención de la entidad avanzar gradualmente hacia el pago de un dividendo en efectivo, con la meta de acercarse lo máximo posible a un pay-out del 50 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below